20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 4 de abril de 2008

    PSE dice que está satisfecho por la izada de la bandera española en Bilbao porque "abre un camino al entendimiento"

    BILBAO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del PSE en el Ayuntamiento de Bilbao, Txema Oleaga, aseguró hoy que está satisfecho con la izada, a las dos de esta madrugada, de la bandera española en el edificio consistorial porque "abre un camino al entendimiento" y consigue "definitivamente" que se acabe con la "guerra de las banderas".

    En rueda de prensa en Bilbao, Oleaga se refirió de esta forma a la izada de la enseña española, junto a la ikurriña, que el Ayuntamiento bilbaíno estaba obligado a realizar antes del lunes, 7 de abril, después de que el TSJPV desestimara un recurso del Consistorio y decidiera que la bandera española debía ondear a diario y en lugar preferente en la casa consistorial.

    Para el portavoz socialista, lo que ha hecho hoy el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, es "razonable" porque ha dado cumplimiento a una sentencia, que en su opinión, "conseguirá que en Euskadi se acabe definitivamente con la guerra de las banderas", aunque cada ciudadano "pueda sentirse identificado con el símbolo que mejor le represente".

    "Euskadi es una sociedad plural y diversa, por eso no nos tenemos que sentir agredidos por los símbolos que representan a los demás" afirmó Oleaga, quien destacó que "por encima de las divisiones y enfrentamientos que han sido la tónica general en Bilbao en los últimos años" hoy se abre "un camino para el entendimiento".

    Para el portavoz socialista, las enseñas tienen que ser símbolos que "unan" y "no separen", por lo que la izada de la bandera española es un ejemplo "positivo" de que en Bilbao "se puede convivir sin necesidad de estar permanentemente en el enfrentamiento y la bronca".

    En cuanto a la ubicación de la enseña española en la casa consistorial, Oleaga manifestó que está en un lugar "perfectamente digno" y subrayó que "responde a un intento de evitar cualquier tipo de altercados y agresiones por parte de los intolerantes que siempre existen".

    "La decisión del alcalde ha sido razonable y responde a un intento de hacer bien las cosas y de dar cumplimiento a la sentencia, lo que se ha hecho hoy en Bilbao es una apuesta porque se acabe con el enfrentamiento y tenemos que sentirnos todos satisfechos independientemente de cual sea el símbolo que a cada uno mejor le represente", concluyó.