9 de marzo de 2021
14 de marzo de 2008

El PSOE apela a trabajar por la estabilidad de Irak "además de reconocer que la guerra se basó en mentiras e intereses"

Valenciano subraya, ante el aniversario de la guerra de Irak, que ese "error" ha "generado un grave problema de seguridad mundial"

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, apeló hoy, a punto de cumplirse el quinto aniversario de la guerra de Irak, a trabajar por la estabilidad del país, "además de reconocer que la invasión se sustentó en mentiras e intereses".

"El error de hace cinco años ha provocado uno de los mayores horrores que tenemos hoy en día. La desestabilización de la zona, que se ha convertido en un avispero con presencia del terrorismo islamista, ha generado un grave problema de seguridad mundial. Prácticamente todos los dirigentes políticos así lo han reconocido, incluida la Administración Bush", afirmó en un comunicado.

Valenciano destacó asimismo que, "además de reconocer que la invasión se sustentó en mentiras e intereses", la comunidad internacional tiene "la obligación de no olvidar, porque Irak debe ser una prioridad en la agenda de la Comunidad Internacional, especialmente de la Unión Europea y las Naciones Unidas".

ZAPATERO, COMPROMETIDO A TRAVÉS DE LA ONU

En este sentido, aseguró que el presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, está comprometido con la estabilidad de Irak "mediante la actuación de la ONU en la configuración de estructuras políticas representativas, capaces de superar la catástrofe en la que se encuentra sumido el país a causa de la ilegal guerra que comenzó en 2003".

En la misma línea, pidió que "se refuerce significativamente el papel de las Naciones Unidas a través de la Resolución 1770", aprobada en 2007 y que subraya la importancia de su misión en Irak (UNAMI).

La dirigente socialista recordó que ayer mismo el Parlamento Europeo aprobó un informe en el que se reclama que la UE refuerce su papel en la zona y ayude al pueblo iraquí a construir el sistema constitucional y político, respetando la independencia, soberanía e integridad territorial del país.

En la víspera del quinto aniversario de la guerra de Irak, Valenciano recordó "que las heridas que se abrieron en marzo de 2003 en Irak con una guerra ilegal, injusta y de espaldas a la legalidad internacional siguen sangrando todavía hoy, porque raro es el día en el que no se produce la pérdida de vidas humanas, porque 2,4 millones de personas siguen desplazadas dentro del país y 2,28 millones refugiadas en Estados vecinos".

Así, manifestó que los esfuerzos deben dirigirse "a la construcción de un Irak seguro, estable, unificado, próspero y democrático que respete los derechos humanos, proteja a las minorías y promueva la tolerancia interétnica".