12 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

Rajoy propone cuatro pactos de Estado a Zapatero y confiesa que en esta legislatura el "contexto es distinto"

Anuncia que la economía, la justicia, la inmigración y la seguridad ciudadana serán sus prioridades en esta legislatura

MADRID, 4 Abr. (EUROP PRESS) -

El líder de PP, Mariano Rajoy, defendió hoy la necesidad de que PSOE y PP alcancen acuerdos de Estado en política exterior, política antiterrorista, modernización del sistema de protección social y el modelo territorial y anunció que sus prioridades en los próximos cuatros años serán la economía, la justicia, la inmigración y la seguridad ciudadana. Sobre la sesión de investidura, no quiso desvelar claramente cuál será el voto de su partido porque quiere "escuchar" al presidente del Gobierno, pero confesó que en esta legislatura "el contexto es distinto".

"Soy partidario de que en esta legislatura haya grandes acuerdos de Estado, siempre lo he sido, lo he defendido a lo largo de mi vida política y figura en nuestro programa político", declaró Rajoy en una conferencia de prensa en el Palacio de la Zarzuela, tras reunirse con el Rey, dentro de la ronda de contactos para designar candidato a la Presidencia de Gobierno.

En primer lugar, defendió el Acuerdo por las Libertades y Contra el Terrorismo que PSOE y PP firmaron en 2000 que, según dijo, "excluía la negociación política y apostaba por la derrota de ETA" a través de la ley. Preguntado si el PP estaría dispuesto a una modificación de ese acuerdo, Rajoy señaló que "no es un problema de papeles".

ECHAR A ANV DE LOS AYUNTAMIENTOS.

En este punto, sacó a colación lo que está ocurriendo en el ayuntamiento de Mondragón y recalcó que si se hubiera aplicado la Ley de Partidos, ANV no estaría en este momento al frente de ese consistorio. "Apoyaremos todas las mociones de censura para echar a ANV de las alcaldías y apoyaremos cualquier procedimiento para que ANV no esté en los ayuntamientos mientras ETA exista. Sobre eso es sobre lo que tiene que reflexionar el PSOE", indicó.

El segundo acuerdo de Estado, añadió, pasa por que las dos formaciones mayoritarias pacten "lo que es España". A su juicio, lo ocurrido en la última legislatura no debe volver a repetirse porque "nunca en la historia del país se aprobó un Estatuto", en referencia al texto catalán, "excluyendo" a uno de los grandes partidos nacionales.

"Espero que en la próxima legislatura no se haga ninguna modificación de la estructura territorial del Estado ni se hagan modificaciones competenciales sin el acuerdo de los dos grandes partidos. Me parece de una importancia capital", señaló, al tiempo que avisó que la modificación del sistema de financiación que se negociará esta legislatura debe contar con el acuerdo de PSOE, PP y de las comunidades autónomas.

La política exterior y de defensa deben ser a juicio de Rajoy otro acuerdo nacional entre los dos grandes partidos. Y el último pacto de Estado, agregó, está en el modelo de protección social. "Estos son los grandes acuerdos que he propuesto en los últimos meses y me gustaría que los hubiera. A partir de ahí estoy dispuesto a hablar de cualquier cosa", destacó.

"NO JUGAR A AISLAR AL PP".

Dicho esto, expresó su deseo de que en esta IX Legislatura "no se juegue a aislar" al PP que, según recalcó, representa a "muchos millones de españoles". "Creo que esto no es bueno para España, no es bueno para el sistema y no tiene ningún sentido -aseveró--. Actuaré en consecuencia pero la principal responsabilidad aquí la tiene quien está al frente de la Presidencia del Gobierno".

Después avanzó algunas de sus prioridades en esta legislatura, entre las que citó la justicia, la economía, la inmigración y la inseguridad ciudadana. En materia de justicia, urgió al Gobierno a resolver cuanto antes los problemas que están creando a miles de ciudadanos la huelga de los funcionarios.

También se refirió a la economía y criticó que en los últimos cuatro años el gabinete socialista se haya limitado a ver "lo bien que van las cosas" y a vivir de "la herencia y la inercia". A su juicio, hay "un problema" de competitividad, de precios, de déficit exterior y de endeudamiento de las empresas y de las familias.

"Hay una crisis internacional y España no está bien preparada para afrontarla", señaló, por lo que emplazó a Ejecutivo a tomar medidas y no "estar sentado". Según dijo, el PP se empleará a fondo e este asunto y en la defensa de los intereses generales de los españoles si el Gobierno no actúa como debe.

Asimismo, el presidente de los 'populares' señaló que la inmigración y la seguridad ciudadana serán los otros dos asuntos prioritarios para el PP, en los que, según dijo, no se debe "mirar para otro lado". En su opinión, aquellos temas "en los que las cosas no se han hecho bien habrá que abordarlos con inteligencia".

INVESTIDURA DE ZAPATERO.

Al ser preguntado si el PP se va a abstener o votar en contra de la investidura de Zapatero, que se celebrará el próximo martes, explicó que esperará a "escuchar" al jefe del Ejecutivo antes de tomar una decisión. Al término de la conferencia de prensa, en una conversación informal con los periodistas, confesó que lo "razonable" era que el primer partido de la oposición votara en contra.

En cuanto a la posibilidad de que Zapatero no sea elegido en primera vuelta en la sesión de investidura, Rajoy afirmó que al PP lo único que le "importa" es lo que hará en los próximos cuatro años, dado que en la pasada legislatura, dijo, se han "roto los acuerdos de Estado", se ha "jugado a aislar" a los 'populares' y se ha "dividido" a los españoles. "Por lo tanto estoy a la espera de lo que haga él en el futuro", avisó, para añadir que "juzgará" a presidente del Gobierno "única y exclusivamente por sus hechos".

Después se le recordó que hace cuatro años sí que anunció su voto en contra a la investidura de Zapatero, tras reunirse con el Rey. El líder de los 'populares' respondió que el "contexto es distinto" porque entonces estaba vigente "el Pacto del Tinnel, los acuerdos con ERC e IU". En esta ocasión, agregó, "desconocemos cuáles son las verdaderas intenciones de Zapatero pero quiero escucharle". "En la pasada legislatura intuí y no me equivoqué por donde iban a ir los tiros", resaltó.

Se le preguntó entonces qué tendría que hacer el presidente del Gobierno para que el PP se abstuviera en esa votación, reiteró que le escuchará en el Pleno de Congreso porque hasta ahora "no ha dicho nada" acerca de su programa ni qué va a hacer. Por el contrario, dijo que él ha propuesto pactos de Estado.