1 de abril de 2020
11 de septiembre de 2008

El Rey recuerda a los embajadores que la acción exterior es "clave" para abrir nuevos mercados y les ofrece su apoyo

Alaba su "probada lealtad, plena dedicación y permanente entrega" y reconoce que la globalización más exfuerzos al Servicio Exterior

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Rey Don Juan Carlos recordó hoy a los embajadores españoles en el extranjero que la acción exterior tiene un papel "clave" en la apertura de nuevos mercados "básicos" para el crecimiento de España así como para "contribuir a la paz y seguridad internacional", al tiempo que les transmitió el "permanente apoyo de la Corona" a su actuación.

La acción exterior es "clave para la apertura de nuevos mercados básicos para nuestro crecimiento. Clave también para la eficaz protección de nuestros compatriotas en el mundo, la gestión de las migraciones, o para impulsar la difusión de nuestra enorme y variada riqueza cultural y lingüística", subrayó en su discurso en el acto celebrado en el Palacio Real.

Asimismo, resaltó que la acción exterior desempeña también contribuye "a la paz y seguridad internacionales con apoyo de nuestras Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad", ayuda a la "concertación multilateral ante los grandes retos que, como la lucha contra el terrorismo, superan nuestras fronteras" y sirve "para expresar nuestra solidaridad por medio de la Cooperación Internacional".

Por otra parte, Don Juan Carlos incidió en que "la creciente globalización e interdependencia" del mundo actual "imponen hoy crecientes esfuerzos al Servicio Exterior en un país moderno, abierto y solidario como España". En este sentido, dijo que "Europa, con la preparación de nuestra cuarta Presidencia del Consejo de la Unión Europea, en el primer semestre de 2010, Iberoamérica, Mediterráneo, Asia y Africa y, también, nuestras relaciones transatlánticas" concentran los "esfuerzos" de los embajadores.

El Rey, que estuvo acompañado de la Reina Doña Sofía, transmitió a los jefes de misión españoles "el profundo agradecimiento de la Corona por la magnífica labor" que éstos desarrollan "al servicio de España y de los españoles en el exterior". Asimismo, resaltó su "probada lealtad, plena dedicación y permanente entrega".

Por último, les animó "a seguir trabajando con ilusión, tesón y orgullo en la proyección exterior de España, como gran nación dinámica y solidaria, comprometida con los valores de la paz, la democracia y los Derechos Humanos" y les aseguró que, "en ese noble afán diario", "bien sabéis que siempre podéis contar con el permanente apoyo de la Corona, así como con mi afecto, gratitud y estímulo como Rey".

La recepción en el Palacio Real fue el último acto oficial de la V Conferencia de Embajadores que desde el lunes ha reunido en Madrid, y el martes en Zaragoza, a 130 jefes de misión españoles. Los embajadores han tenido ocasión de intercambiar impresiones y recibir el mensaje de la mayoría de los miembros del Gobierno así como del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, que les recibió el lunes en La Moncloa.

El acto de esta tarde comenzó con el tradicional besamanos a Sus Majestades, en el que los embajadores, por orden en su escalafón interno, fueron pasando uno a uno. A continuación, los Reyes se hicieron una foto de familia con los diplomáticos acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Angel Lossada, y la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. Por último, el Rey pronunció su discurso.