11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 4 de abril de 2008

    Rojo defiende que el Senado espere a que se resuelvan los recursos del TC antes de renovar sus cuatro magistrados

    MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Senado, Javier Rojo, es partidario de esperar a que se resuelvan los dos recursos planteados por el PP que afectan a la composición del Tribunal Constitucional antes de reanudar la renovación de los cuatro magistrados que designa la Cámara y cuyo cargo expiró el pasado mes de diciembre. Además, aboga por buscar "consenso y soluciones positivas" para abordar el asunto con garantías de que saldrá bien.

    "Tenemos tiempo, el calendario no urge. Las cosas no hay que hacerlas para fracasar sino para acertar y esto requiere consenso y soluciones positivas. Toca renovar, evidentemente, pero hace falta que las cosas salgan", explicó el presidente de la Cámara Alta en una entrevista concedida a Europa Press.

    En diciembre pasado expiró el mandato de los cuatro magistrados nombrados hace nueve años por el Senado y entre los que se encuentra la propia presidenta del tribunal, María Emilia Casas Baamonde. La reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional introdujo la novedad de que puedan participar los parlamentos autonómicos en este proceso, proponiendo nombres, pero cuando el Senado les comunicó esta posibilidad, varios de ellos respondieron que no tenían previsto en su Reglamento cómo hacerlo y pidieron un aplazamiento. Para garantizar la igualdad de todos los legislativos, la Mesa decidió así el 4 de diciembre posponer la renovación de los magistrados hasta la nueva legislatura, que comienza ahora.

    El proceso contó desde el principio con la oposición del PP, que acabó llevando al Tribunal Constitucional la reforma del Reglamento de la Cámara, por la que se abrió la puerta a los parlamentos regionales, con el argumento de que se hurta al Senado una de sus funciones constitucionales. Los 'populares' sumaron este recurso al que ya habían planteado contra la propia Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, un asunto sobre el que el tribunal ha estado deliberando precisamente esta semana sin llegar a ningún acuerdo.

    En el caso de la renovación de los cuatro magistrados que elige el Senado, el consenso con el PP es necesario porque sin sus votos no se alcanza la mayoría reforzada necesaria. Javier Rojo explicó que la nueva Mesa del Senado, constituida esta misma semana, no ha dado todavía pasos al respecto e insistió en su deseo de que "haya un gran acuerdo entre todos". "Espero que tanto al Constitucional como al Consejo General del Poder Judicial sepamos darles el prestigio que tienen", concluyó.