17 de enero de 2020
13 de diciembre de 2019

Sánchez reconoce "frustración" por los escasos avances para completar la Unión Bancaria

Augura una negociación intensa en presupuestos europeos y cree que la UE ha dado una señal potente contra el cambio climático pese a Polonia

BRUSELAS, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha reconocido este viernes su "frustración" por los escasos avances logrados para completar la Unión Bancaria, la reforma del Mecanismo Europeo de Estabilidad, la creación de un fondo de garantía de depósitos y un presupuesto del euro.

En la rueda de prensa posterior a un Consejo Europeo que ha pasado de puntillas sobre este asunto, Sánchez ha lamentado que España siempre tiene una "posición constructiva" pero que no está viendo, a cambio, los "avances significativos" que desea. Así las cosas, ha insistido ante sus colegas en que no se trata de un tema menor ni de un tema técnico, sino que hay que fortalecer la Unión Bancaria "ahora que el ciclo económico es positivo" y no cuando haya crisis y sea más difícil llegar a acuerdos.

La semana pasada, el Eurogrupo no fue capaz de dar un nuevo impulso a la Unión Bancaria tras finalizar su reunión sin conseguir ninguno de sus dos objetivos principales: cerrar la reforma del fondo europeo de rescates y desbloquear as negociaciones políticas sobre el fondo europeo de garantía de depósitos. En el primer caso fueron las resistencias de Italia quienes han demorado el proceso y en el segundo la de Alemania, según diversas fuentes.

Por otro lado, tras el Consejo Europeo ha quedado claro que los Gobiernos tienen "posiciones muy alejadas" sobre el próximo marco financiero plurianual, el presupuesto europeo para 2021-2027 y Sánchez ha reconocido que espera un "debate intenso". El objetivo español es mantener el importe global propuesto por la Comisión Europea (un 1,114% de la Renta Nacional Bruta) y, además, evitar que el reparto se plantee en términos de elección entre prioridades tradicionales y prioridades nuevas.

El Gobierno, ha explicado Sánchez, considera que la Política Agrícola Común y la política de cohesión tienen un papel a la hora de fomentar la transición hacia una economía más verde, que es un "objetivo transversal". Además, mientras los "centros de producción europeos" son los que más se benefician del mercado común, en las regiones alejadas de estos centros es la política de cohesión la que contribuye a que los ciudadanos sientan como propio el proyecto europeo.

El Ejecutivo socialista también quiere aprovechar las negociaciones del marco financiero para introducir una garantía que ataje la pobreza infantil -ha cifrado en un 28 por ciento los niños que sufren algún tipo de pobreza en España-- y para dar cabida al pilar social de la UE.

Por otro lado, ha hecho hincapié en que ha pedido a la UE que siga de cerca el impacto de los aranceles estadounidenses a productos españoles en respuesta a las ayudas a Airbus y que se mantenga unida en defensa de la OMC.

DICE QUE POLONIA NO SE OPONE A LA NEUTRALIDAD CLIMÁTICA

Pese a que el Consejo Europeo ha terminado sin un compromiso unánime de todos los Estados de alcanzar la neutralidad climática en 2050, puesto que Polonia ha alegado que no está en condiciones, Sánchez ha defendido que el compromiso es "una señal potente" para mantener el liderazgo de la UE contra el cambio climático.

Sánchez ha destacado que Polonia "no es que no esté a favor de cumplir o de contribuir", sino que "tiene dificultades para la ejecución" y no puede comprometerse por el momento. "Polonia no está negando ese objetivo sino reconociendo su capacidad de ejecutarlo inmediatamente", ha argumentado.

Así, ha confiado en que ese compromiso pueda llegar en junio del año que viene y ha avanzado que él hará todo lo posible para que así sea. Eso sí, ha añadido que el Fondo de Transición Justa en el que trabaja la UE debe expresar "solidaridad" no solo con los países que tienen pendiente esta transición sino también con los que ya la han puesto en marcha, como España.

En todo caso, cree que lo logrado es importante porque hace seis meses, en la Cumbre de Sibiu (Rumanía), solo ocho países de los 28 asumían el compromiso de la neutralidad carbónica en 2050. Al inicio de este Consejo ya eran 25 y ahora "todos" aceptan "el objetivo" y "solo uno tiene dificultades de ejecución". Sánchez también ha valorado que el Consejo Europeo haya reconocido a España su "exitosa organización" de la COP25, porque, según ha dicho, ha supuesto un "trabajo titánico".

Para leer más