14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 28 de agosto de 2008

    Saura defiende la negociación de ICV con el Gobierno y dice que no informó a Carod para no involucrar al tripartito

    Espera que Solbes dé hoy un "paso adelante" respecto a la propuesta de julio

    BARCELONA, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, defendió hoy la negociación que mantuvo con el Gobierno central en calidad de presidente de ICV, e indicó que no informó de ella al entonces presidente de la Generalitat en funciones, Josep Lluís Carod-Rovira, para no involucrar al Govern.

    En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, insistió en que si el Gobierno comparece hoy en el Congreso y se ha puesto un límite al acuerdo de financiación es "gracias a ICV". "Nadie más ha pedido la comparecencia y todo el mundo ha estado de acuerdo", argumentó.

    Dejando claro que se trata de una iniciativa de partido y no del Govern, Saura defendió las "dos aportaciones positivas que ICV hace desde su grupo parlamentario en Madrid", e hizo hincapié en que no se entró nunca en los contenidos de la financiación, pues eso sí sería romper la unidad de los partidos catalanes, como hizo, según él, el presidente de CiU, Artur Mas, con el Estatut.

    Justificó que su interlocutor fuera la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en lugar de algún dirigente del PSOE por el hecho de que quien tenía la capacidad de comprometer un plazo para el acuerdo no eran los socialistas, sino el Ejecutivo central.

    Pese a sí informar al presidente de la Generalitat, José Montilla, y no a Carod, Saura remarcó que "lo importante no es eso". "Estoy convencido de que hice bien independientemente de algunas críticas que ha habido", señaló.

    Saura opinó que sí hubiera tenido que comunicárselo a Carod si hubiera sido una negociación del Govern. "Pero intenté mantener la diferencia entre el grupo parlamentario y el Govern", insistió.

    Al preguntársele por la garantía de un acuerdo con el Gobierno cuando ya han incumplido el Estatut, reconoció que en política "no hay garantías de nada", pero eso tiene "costes políticos". "Si no cumplen quedarán desautorizados y les criticaremos", advirtió Saura, que añadió que el Gobierno se resistió a aceptar la comparecencia y a poner el plazo de los tres meses.

    Para Saura, con este compromiso, "lo que se asegura es que el 1 de enero de 2009 en los Presupuestos Generales figure la nueva financiación".

    CONSELL EXECUTIU

    Como ya hizo ayer el Govern en un comunicado, Saura negó que el Consell Executiu del martes fuera tensa y que fuera desautorizado por su negociación con De la Vega, y remarcó que filtrar informaciones sobre las deliberaciones del Govern es una "ilegalidad".

    "Aún es peor si la información que se filtra no se corresponde con la realidad", apuntó el conseller, que explicó que el propio Montilla defendió la autonomía de los grupos parlamentarios en Madrid.

    Respecto a sus relaciones de partido con ERC, aseguró que no ha habido conflictos esta legislatura, sino sólo una "discrepancia de criterio político en relación a una actuación en Madrid".

    COMPARECENCIA DE SOLBES

    Respecto a la comparecencia de hoy del vicepresidente económico, Pedro Solbes, Saura dijo esperar un "cierto reconocimiento" de que el Gobierno ha incumplido el Estatut y una "voluntad clarísima" de negociación para cumplirlo.

    Además, reclamó que "como mínimo" dé un "paso adelante" respecto a lo que propuso a finales de julio, aunque reconoció que no espera que haga una propuesta de financiación concreta.