20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 9 de julio de 2008

    Soraya Rodríguez acepta la Secretaría de Estado de Cooperación

    Soraya Rodríguez acepta la Secretaría de Estado de Cooperación
    EP

       VALLADOLID, 9 (EUROPA PRESS)

       La presidenta del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid y diputada nacional, Soraya Rodríguez, aseguró hoy que ha aceptado la propuesta del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para ocupar la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional.

       Así lo aseguró ella misma en declaraciones a los medios de comunicación en la sede de Grupo Socialista en el Consistorio vallisoletano, por lo que la ex parlamentaria europea ocupará el cargo que Leire Pajín dejó libre tras ser nombrada el pasado fin de semana secretaria de Organización del PSOE.

       La propia Rodríguez, no obstante, quiso mostrarse prudente sobre su eventual paso a la Secretaría de Estado dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores. "Sería ridículo hablar como si ya estuviera nombrada", subrayó la diputada socialista, tras explicar que, a partir de ahora, el plazo para el nombramiento en el Consejo de Ministros y los diferentes trámites, son competencia del responsable del ramo, Miguel Ángel Moratinos.

       La representante socialista explicó que había pedido "un tiempo" para dar una respuesta a la proposición, aunque la filtración que se produjo ayer a los medios de comunicación "lo ha disparado todo". Finalmente comunicó "a quien se tiene que comunicar" su disposición para ocupar el cargo que deja libre Leire Pajín.

       En este sentido, incidió en que "siempre" ha estado a disposición del partido y que las decisiones que ha tomado sobre su vida política fueron las que se le pedían. No obstante, subrayó su "agradecimiento" a la dirección del PSOE porque, puntualizó, "todas las responsabilidades" que ha desempeñado "han sido cosas estupendas o excelentes para una persona que le gusta la política".

       "No ha sido para nada una decisión fácil, ni desde el punto de vista político ni personal", afirmó Rodríguez, que desde hace algo más de dos años vivía en Valladolid con sus dos hijos de corta edad. Así, reconoció que "cuesta mucho" abandonar sus responsabilidades como presidenta del Grupo Municipal y diputada nacional por su carácter de "confrontación política".

       Rodríguez fue designada por el partido como candidata socialista en Valladolid para las Elecciones Municipales de 2007, con el objetivo de recuperar la Alcaldía tras 12 años de gobierno del 'popular' Francisco Javier León de la Riva. Pero los resultados electorales no fueron los esperados e incluso el PSOE perdió un escaño con respecto a 2003.

       También apuntó la edil vallisoletana que, hasta el momento, no ha ocupado un cargo de gestión política, por lo que señaló que mentiría si asegura que le gusta este tipo de desempeño. Pese a todo, reconoció que el cargo es "políticamente muy bueno" y que para tomar la decisión de aceptar la Secretaría de Cooperación ha pesado el que se trate de "una responsabilidad diferente".

    ÓSCAR LÓPEZ.

       Soraya Rodríguez fue interrogada sobre el transcurso de las decisiones en el pasado XXXVII Congreso Federal del partido y la influencia del candidato a secretario regional del PSOE en Castilla y León, Óscar López, quien le propuso el pasado sábado que saliera de la Ejecutiva federal porque, como ella misma admitió, la carga de trabajo de sus responsabilidades actuales eran "imposibles de asumir".

       Al respecto indicó que también influyó en esta decisión su "compromiso" con el proyecto de López para el futuro PSOE de Castilla y León e insistió que el ofrecimiento de José Luis Rodríguez Zapatero fue independiente de la decisión tomada con José Blanco y Óscar López y que se produjo el domingo.

       Con respecto a la situación en la que queda el Grupo Municipal Socialista en Valladolid, Rodríguez criticó el "ánimo maledicente" del alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, quien aventuró que se iba a abrir una "guerra de sucesión" entre el portavoz, Javier Izquierdo; y el portavoz adjunto, Óscar Puente.

       La presidenta del Grupo del PSOE insistió en que la estructura de la Portavocía del mismo "va a seguir funcionando de la misma forma". Hasta el momento, la diputada nacional ocupa la presidencia del Grupo, que posiblemente se suprimiría y la bancada pasaría a estar encabezada por los dos portavoces.

       "No va a haber ningún problema, porque a parte de ser dos excelentes profesionales, son dos amigos de toda la vida", apostilló Rodríguez, quien alabó a sus dos compañeros y destacó la organización del trabajo que ha realizado con ellos en el último año. "Estoy trabajando muy a gusto, muy bien, repartiendo las competencias conforme a los conocimientos y la disponibilidad de cada uno", añadió