7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 17 de marzo de 2010

    La subcomisión del Congreso para la reforma electoral examinará hoy los cambios sugeridos por Consejo de Estado

    PSOE, PP y los nacionalistas se unirán para rechazar el incremento del número de escaños del Congreso y cambiar la Ley D'Hont

    MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La subcomisión del Congreso encargada de proponer cambios en la Ley Electoral de 1985 comenzará hoy a analizar el informe del Consejo de Estado que aconsejaba introducir cambios profundos como aumentar el número de diputados del Congreso, adelgazar las circunscripciones menos pobladas y prescindir de la Ley D'Hont por la que se reparten matemáticamente los escaños.

    Esas reformas de calado coinciden con las demandas de Izquierda Unida (IU) y de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que se consideran perjudicados por el vigente sistema electoral por su condición de formaciones minoritarias de ámbito estatal.

    En el informe que le encargó el Gobierno, el Consejo de Estado reconocía que el actual sistema electoral perjudica a ese tipo de formaciones y, en aras a la mejora de la proporcionalidad, del principio de igualdad y del propio régimen democrático, proponía aumentar hasta 400 el número de diputados, acogiéndose a la previsión contemplada en la Constitución de 1978, disminuir de dos a uno la representación mínima inicial de cada circunscripción provincial, lo que restaría peso a las provincias menos pobladas, y buscar una fórmula electoral más proporcional que la actual ley D'Hont.

    Esos cambios de calado no cuentan, en cambio, con el beneplácito de los dos partidos mayoritarios, el PSOE y el PP, que copan los escaños en liza en buena parte de las provincias con menor censo, ni tampoco cuenta con el visto bueno de los partidos nacionalistas, que son mayoritarios en sus respectivas comunidades.

    SIN CONSENSO NO HAY CAMBIOS

    La subcomisión, presidida por Alfonso Guerra, examinará hoy las recomendaciones del órgano consultivo y tiene intención de ir desechando aquellas que no cuenten con el nivel de consenso suficiente que requiere una reforma como la de la Ley Electoral, que afecta a las reglas del juego democrático. Por ello, todo apunta a que esos grandes cambios sugeridos por el Consejo de Estado serán descartados.

    El debate de esas propuestas ya se esbozó en el Pleno del Congreso hace unas semanas, cuando Rosa Díez, la diputada de UPyD, reclamó un proyecto de ley de reforma electoral en línea con lo apuntado por el Consejo de Estado. Su iniciativa sólo fue apoyada por IU y fue rechazada por el resto de grupos parlamentarios.

    Con el análisis del informe del Consejo de Estado la subcomisión de la Comisión Constitucional entra en su recta final, pues su mandato, ya prorrogado una vez, acaba este mes de junio. Su plan es acometer las posibles reformas que se propongan en el segundo semestre de este año con el fin de que las novedades que se acuerden puedan estar en vigor en las municipales y autonómicas de 2011 y en las generales del año siguiente.