17 de octubre de 2019
14 de enero de 2009

Tres años y medio de prisión para padre e hijo por golpear con una barra de hierro y un palo a un vecino

SANTANDER, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal numero Uno de Santander ha condenado a tres años y medio de prisión a cada uno a un padre y un hijo que golpearon con una barra de hierro y un palo a un vecino, causándole numerosas lesiones en la cabeza y el cuerpo.

Los hechos tuvieron lugar sobre las ocho de la tarde del 13 de agosto de 2008, cuando los acusados, Juan Manuel L.A., de 55 años, y José Ramón L.A., de 29, naturales de San Roque de Riomiera, abordaron de forma sorpresiva a la víctima cuando ésta se encontraba en una cabaña situada en el barrio de Tolendrosa de la citada localidad.

Movidos por las rencillas y enemistad personal que mantenían con su vecino, de 57 años, le golpearon con una barra de hierro que portaba el hijo y con un palo que llevaba el padre.

A consecuencia de los golpes, el hombre sufrió cuatro heridas, tres de ellas en la cabeza, de 4, 7 y 9 centímetros, que precisaron un total de 19 grapas de sutura, y otra en un codo; una fisura y múltiples hematomas en distintas partes del cuerpo.

La víctima tardó 90 días en curarse de las lesiones, de los cuales 40 estuvo incapacitado para su trabajo habitual, y le quedan como secuelas cuatro cicatrices. Además, sufre malestar general con ganas de vomitar, dolor de cabeza intenso, sudoración y alteraciones del equilibrio con algias generalizadas.

La sentencia condena a cada uno de los agresores por un delito de lesiones a tres años y seis meses de prisión y a que indemnicen de forma conjunta a la víctima con 7.011 euros, además de abonar la cantidad que se acredite por los padecimientos que todavía padece a consecuencia de la paliza y todos los gastos derivados de los hechos, incluidos los de atención sanitaria.