11 de julio de 2020
31 de mayo de 2020

Vara dice que ha sentido "vergüenza ajena" de algunos políticos que han "faltado al respeto" a los ciudadanos

Vara dice que ha sentido "vergüenza ajena" de algunos políticos que han "faltado al respeto" a los ciudadanos
Vara en la rueda de prensa tras la conferencia de presidentes. - JUNTA

MÉRIDA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha señalado que ha sentido "vergüenza ajena" de algunos políticos que considera que han "faltado al respeto" a los ciudadanos en "bastantes ocasiones" a lo largo de la última semana.

Así lo ha indicado en la rueda de prensa posterior a la conferencia de presidentes del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con los presidentes autonómicos, en la que no ha dado nombres sobre qué políticos considera que han actuado de esta forma.

"Uno puede acertar o equivocarse, pero no le podemos faltar al respeto a la gente y esta semana se le ha faltado el respeto a los españoles y a las españolas en bastantes ocasiones", ha dicho Vara, quien ha instado a los cargos públicos a "intentar cumplir con el ejemplo", ya que entre sus obligaciones se encuentra la de "ser referencia de la ciudadanía".

"Siento dedicarme a lo mismo que determinadas personas que no son capaces de mantener un mínimo de respeto personal y de educación, que es lo que nos debe ser exigido", ha espetado.

En esta línea, ha dicho que en diferentes conferencias de presidentes han sido varios los dirigentes autonómicos que han venido planteado la necesidad de "recuperar consensos perdidos", pero sobre todo el respeto y la cordialidad como elementos "imprescindibles".

"Se puede discrepar, lo que no se puede es insultar, faltar al respeto, desacreditar", algo que considera "un gravísimo error que da la sensación que la ciudadana no va a olvidar nunca".

En este sentido, y preguntado por unas declaraciones de este mismo domingo del presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, en las que acusa a la Junta de "falsear" los datos de contagios y fallecidos por el coronavirus en las residencias de mayores, ha insistido en que no va a contribuir a "dividir" más a la sociedad ni ha elevar la "crispación".

Por ello, ha dicho que desde el "respeto a la oposición", se ofrece a responder a estas cuestiones en sede parlamentaria, ante lo cual ha añadido que cuando Monago se informe bien "se dará cuenta de que no tiene razón", porque se trata de "viejos contagios a los que se hace la prueba para ver si está recuperado".

Por tanto, ha reiterado que no va a entrar en insultos y acusaciones porque "los ciudadanos piden máxima concordia y diálogo", si bien ha lamentado que en estos meses "se han dicho cosas muy graves, que duelen", pero que no le van a hacer cambiar.

Por otro lado, preguntado sobre el apoyo de los partidos nacionalistas a la prórroga del estado de alarma, ha dicho que no le gusta, pero que dado el reparto de fuerzas actual no queda otra opción: "el modelo de que un país tenga un estado de alarma sobre la base de negociar con los nacionalistas no me gusta, pero es el que hay".

Así, lamenta que este modelo "no es el ideal, pero es el único posible", puesto que al no haber un acuerdo entre el centro izquierda y el centro derecha "los únicos que pueden definir son los nacionalistas". Por tanto, mientras esta situación no cambie, "en este país seguiremos dependiendo de los nacionalistas", ha subrayado.

Por ello, ha señalado que "hay gente que lo puede evitar, y en sus manos podría estar", en referencia a los partido que con sus votos permitirían continuar con el estado de alarma sin la necesidad de negociar con los nacionalistas.