22 de agosto de 2019
2 de febrero de 2009

Vascas.- Ziarreta (EA) cree que D3M o Askatasuna se presentarán si "a golpe de sondeo" el PSOE ve que le interesa

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Eusko Alkartasuna (EA), Unai Ziarreta, cree que es posible que Demokrazia 3 Milioi (D3M) o Askatasuna tengan una candidatura en las próximas elecciones vascas del 1 de marzo si "a golpe de sondeo" el PSOE ve que le interesa, como ya ocurrió, dijo, en las pasadas elecciones municipales y forales con algunas candidaturas de ANV.

Ziarreta participó esta mañana en Madrid en un desayuno informativo del Foro Nueva Economía. El dirigente de EA sentenció que la presencia de estas candidaturas "dependerá de los cálculos que haga el PSOE" aunque por las declaraciones del Gobierno, en concreto, de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, no parezca posible. "Al PSOE no le interesa notar el aliento del PP en esta cuestión", afirmó Ziarreta.

Sin embargo, continuó, la postura de los socialistas puede cambiar si los sondeos le indican que la participación de una de estas listas puede convenirle elctoralmente. "Si en estas circunstancias, a golpe de sondeo, les interesa que estén presentes, no lo descarto. Esto es muy fuerte, porque no creo que el nivel democrático de un Estado se pueda medir por estos condicionantes", expuso.

El presidente de EA defendió la participación de estas plataformas en las elecciones y la conformación de un polo soberanista que trabaje por el cambio del marco político y jurídico para el País Vasco sobre los principios que "inspiraron", dijo, el llamado Pacto de Estella: "la no violencia, la existencia de Euskal Herria como nación de siete territorios y su derecho a decidir su propio futuro en paz y libertad".

Ziarreta aseguró que en el seno de la denominada izquierda abertzale se ha producido un debate sobre la persistencia del terrorismo y se mostró seguro de que "el barco llegará a la orilla de la política en un plazo más bien breve". Por eso mismo, argumentó, impedir su participación en las instituciones "refuerza a quien desde ese mundo defiende la actividad armada".

Si finalmente no concurren el próximo 1 de marzo, el presidente de EA aseguró que su objetivo no es hacerse con esos votos y que "no lo ha sido jamás", sino con los 150.000 que, según dijo, "desde 2001 han dejado de votaron a la coalición PNV-EA o a uno de los dos partidos por separado". "Sacarlas de la abstención, que beneficia al PSE, y poner en marcha un movimiento soberanista", resumió.

LÓPEZ NO ES EL CAMBIO

El presidente de EA criticó que el candidato socialista al Gobierno vasco, Patxi López, se presente como el cambio en el País Vasco porque su partido y el PNV "comparten un mismo objetivo: gobernar juntos a partir del 2 de marzo, con coalición de gobierno o sin ella". En cuanto al PNV, continuó, ha cambiado de actitud y "ha vuelto a las tesis autonomistas", ha "pasado página" del soberanismo. Si le "interesa" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habrá acuerdo entre ambos partidos.

En cuanto a la posibilidad de que el PSE se apoye en el PP para gobernar en solitario, Unai Ziarreta no descartó esta teoría, pero sí que los 'populares' tengan peso suficiente en el Parlamento vasco como para que se ponga en práctica. "Creo que los números no van a dar", sentenció.

Sobre el que no quiso adelantar un resultado Ziarreta fue sobre su propio partido, aunque se mostró convencido de que será bueno y que en ningún caso servirá para un pacto con el PSE. "Me gustaría que otros dijeran lo mismo", advirtió refiriéndose al PNV.

Ziarreta insistió en que el partido del candidato Juan José Ibarretxe se ha olvidado del nuevo Estatuto de Autonomía aprobado por el Parlamento vasco o de la propuesta de consulta sobre la soberanía. "Hoy por hoy nadie puede dudar de que su única prioridad es seguir gestionando el Estatuto de Gernika", afirmó.

Con respecto a la citada consulta, el presidente de EA confirmó que una delegación de su partido saldrá mañana hacia Estrasburgo para presentar, el día 4, una denuncia contra el Gobierno en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por a prohibición.