30 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

Zapatero lamenta "la dificultad de algunos para contenerse", en alusión a Aznar, y expresa su "afecto" a las víctimas

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, respondió hoy a las críticas que ha recibido de su antecesor en el cargo, José María Aznar, que lamenta "la dificultad para contenerse que tienen algunos" y censuró que las hiciera desde el Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo en el que participó, que no era a su juicio el foro ni reunía "las circunstancias".

"Cada uno es como es y hay cosas que yo nunca podría hacer, pero otros sí son capaces de hacerlas", aseguró el dirigente socialista preguntado por esta cuestión en la rueda de prensa que ofreció hoy junto al presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

Rodríguez Zapatero añadió que no quería hacer "ninguna valoración" más sino expresar a las víctimas del terrorismo su "apoyo, afecto, solidardad y empeño para que la locura del terrorismo y de la violencia no genere víctimas y podamos tener muchos más días de satisfacción como los que estamos vivienda por la liberación de Clara Rojas".

Preguntado por su ausencia en este y en los anteriores Congresos como el que estos días se celebra en Madrid, el presidente del Gobierno no respondió. Sí se manifestó "favorable" a acoger cualquier propuesta que surja de este foro que sirva "para perfeccionar los instrumentos de Derecho Penal frente al terror", como la posibilidad de que no prescriban los delitos de terrorismo y puedan llegar al Tribunal Penal Internacional. En cualquier caso, advirtió que se pronunciará cuando conozca las resoluciones del Congreso.

José María Aznar aseguró ayer que le hubiese gustado que a esta cita de víctimas del terrorismo hubiesen acudido personas a las que, destacó, "probablemente les sobra arrogancia y les falta coraje, les sobra sectarismo y les falta talento", en referencia velada al Gobierno.

En este punto, volvió a cargar contra el jefe del Ejecutivo, al que recriminó que mintiera a los españoles sobre la negociación con la organización terrorista ETA. "En cualquier país si alguien que fuese candidato a la Presidencia del Gobierno reconociese públicamente que ha engañado, se abriría un inmenso debate sobre si esa persona podría seguir siendo candidato -expuso--. Me asombra que no haya sido así".