15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 22 de noviembre de 2019

    Abiertos al público los aseos de la plaza de la Cruz en Pamplona tras las obras de reforma

    PAMPLONA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Los aseos públicos de la plaza de la Cruz, en Pamplona, vuelven a estar operativos después de las obras de reforma promovidas por el Ayuntamiento para adecuar unas instalaciones que ya estaban "obsoletas" y mejorar sus condiciones de salubridad y uso. Las obras comenzaron el 1 de agosto y se prolongaron hasta finales de septiembre, si bien no ha sido hasta mediados de octubre cuando los aseos han vuelto a abrirse al público.

    En este tiempo, la empresa UG Estudio Pamplona ha llevado a cabo una serie de obras para adaptar estas instalaciones por un importe total de 89.952,64 euros (IVA incluido). Se trata de unos aseos subterráneos de 66,30 metros cuadrados, distribuidos en una zona de mujeres y otra de hombres, separadas por un área de control donde se ubica el personal que trabaja en la limpieza de los baños.

    Las obras han consistido en una remodelación de suelos y paredes y una reorganización de los sanitarios, que ha permitido ampliar la zona de control, ha informado el Ayuntamiento en una nota.

    Hasta ahora, esa zona aglutinaba en un único espacio tanto el puesto de trabajo del personal que atiende los servicios como el almacenaje de productos sanitarios y de limpieza, el cuadro eléctrico, el contador de agua, un termo de producción de agua caliente y un lavabo. Todo ello convertía este espacio de apenas 8,20 metros cuadrados en un lugar incómodo para el personal, de ahí que con la reforma se haya buscado reorganizar el espacio creando una estancia del personal separada de la zona de almacenaje, ha añadido.

    MISMO NÚMERO DE CABINAS Y URINARIOS

    Esta reestructuración de la zona de control se ha conseguido reduciendo ligeramente la superficie de los aseos tanto de hombres como de mujeres, que han pasado a tener 20,38 metros cuadrados cada uno frente a los 23,88 metros cuadrados que tenían originariamente. No obstante, estos trabajos no han afectado al número de urinarios disponibles.

    En la zona de mujeres, por ejemplo, había cuatro cabinas equipadas con inodoro y lavabo, aunque una de ellas se usaba para almacenar productos de limpieza. Además, en el anteaseo, había tres lavabos más y un cambiador de bebés abatible. Tras la reforma, se han eliminado los lavabos interiores, pudiendo ajustar así el tamaño de las cabinas. Se mantienen cuatro cabinas, aunque en una de ellas se ha habilitado un cambiador para bebés, de forma que se mejora la privacidad y el confort en el cambio de pañal.

    En los aseos para caballeros, se ha modificado la disposición de los seis urinarios murales, agrupándolos para permitir una mejor ordenación de la estancia. Además, se ha eliminado el lavabo que existía en una de las tres cabinas existentes. A cambio, en el anteaseo se ha añadido uno más, pasando de dos a tres lavabos. Al igual que en los servicios para mujeres, una de las cabinas se usaba para almacenaje de productos, sin embargo, tras la reforma se destinará a cambiador para bebés. De esta forma, se mantiene el mismo número útil de urinarios en cabina.

    MEJORA ESTÉTICA Y DE LAS CONDICIONES DE HABITABILIDAD

    Una vez acordada la nueva distribución, se han renovado los sanitarios, lavabos, espejos, separación interior de las cabinas y la iluminación, ya que los existentes habían agotado ya su vida útil, ha indicado el Consistorio. Además, se han reformado paredes y suelos. Todo ello "ha revertido en una mejora, no solo del aspecto estético de las estancias, sino de las labores de limpieza, cumpliendo con la normativa vigente de condiciones de habitabilidad".

    Dado que estos servicios públicos se encuentran a 2,51 metros bajo el nivel de la plaza de Cruz, se han realizado varias actuaciones para evitar la entrada de agua desde las escaleras de acceso en días de lluvia intensa. Así, se ha elevado cinco centímetros la rasante del interior de los baños respecto a la rasante de la plataforma inferior de la escalera. Además, el pavimento interior contará con pendiente hacia sumideros para que, en caso de necesidad, recojan el agua que pueda acumularse.

    INVERSIÓN FINANCIERAMENTE SOSTENIBLE

    Las obras de reforma de los aseos públicos de la plaza de la Cruz se inscriben dentro de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS), que la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona aprobó en diciembre de 2018 para su ejecución durante 2019. Entonces se licitó la obra por un importe de 99.882,99 euros. La adjudicación se realizó en el mes de abril a la empresa UG Estudio Pamplona SL, por un valor de 90.245,29 euros (IVA incluido). La firma se comprometió a ejecutar las obras en 59 días naturales. El coste final de la actuación ha sido de 89.952,64 euros.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Navarra