ANADI pide al Gobierno foral que la financiación de sensores de medición de glucosa "no se limite a edades infantiles"

ANADI pide al Gobierno foral que la financiación de sensores de medición de glucosa "no se limite a edades infantiles"
10 de noviembre de 2018 EUROPA PRESS

PAMPLONA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Navarra de Diabetes (ANADI) ha pedido al Gobierno de Navarra que la financiación de los sensores de medición de glucosa "no se limite a edades infantiles" porque la diabetes no termina a los 18 años sino que continúa toda la vida".

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra anunció este viernes que, a lo largo de este mes comenzará a implantar un nuevo programa de monitorización de glucosa mediante sensores tipo flash en menores de 4 a 17 años con diabetes tipo 1. Un sistema que, a lo largo de 2019, se extenderá a otros colectivos como personas adultas con algún tipo de discapacidad que dificulta el uso de los mecanismos actualmente disponibles, mujeres embarazadas y personas con hipoglucemias de repetición.

ANADI celebra este sábado en Pamplona el Día Mundial de esta enfermedad con el lema 'Diabetes y familia: la diabetes concierne a cada familia' con una serie de actos centrados en "las repercusiones que tiene la diabetes en una familia y el papel que el entorno puede jugar en el manejo de la enfermedad".

La asociación ha instalado en la Plaza del Castillo una carpa informativa con mediciones de glucemias, actividades infantiles y zumba. La agenda de actos se completa con charlas informativas, la participación en la Behobia San Sebastián, y la iluminación de azul de Parlamento de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona.

En un comunicado, la asociación ha indicado que, actualmente, unas 50.000 personas podrían tener diabetes en la Comunidad foral, si bien 36.000 están diagnosticadas, suponiendo alrededor de un 6% de la población. La mayoría tiene diabetes tipo 2, "ligada a un estilo de vida poco saludable" y el resto, casi 2.000 personas, tiene diabetes tipo 1, precisando insulina.

Sin embargo, "la diabetes no sólo afecta a las personas que la padecen", ha precisado ANADI que ha indicado que tiene "un gran impacto en el entorno familiar". Juantxo Remón, presidente de ANADI, ha explicado que el control y manejo de la diabetes "no sólo pasa por la implicación de cada persona afectada sino de su familia, sobre todo en diabetes tipo 1 y en jóvenes diagnosticados. Toda la familia tiene que tener unos conocimientos básicos".

En este sentido, la asociación ha apostado por "un trabajo en común de los agentes implicados, como administración, profesionales sanitarios, asociaciones o empresas, para mejorar el conocimiento sobre la diabetes", lo que "serviría para mejorar el estado de salud de las personas afectadas y prevenir casos", explica Remón, quien ha destacado que ANADI ya realiza programas de formación para personas afectadas y familias.

Asimismo, la asociación echa en falta "una mayor red de apoyo para las personas afectadas y sus familias" por lo que ha reclamado al Gobierno foral que "cuente con el paciente a la hora de poner en marcha las políticas relacionadas con el paciente" y ha pedido la financiación de los sensores de medición de glucosa, "que supone un gasto mínimo de entre 150 y 250 euros/mes por afectado y que muchas familias no pueden permitirse".

Estos sensores "mejoran de forma radical" la gestión individual y familiar de la diabetes ya que "evitaría muchos pinchazos diarios para medir la glucosa, además de facilitar una mejor información de las mediciones tanto a la persona como al personal médico". Unos beneficios que "se potencian en niños y jóvenes con diabetes de Tipo 1", si bien "no hay que olvidar que la diabetes no termina a los 18 años sino que continúa toda la vida", por lo que ANADI ha demandado que la financiación de estos sensores "no se limite a edades infantiles".

Contador

Últimas noticias