23 de noviembre de 2020
27 de octubre de 2020

Canasa aprueba la ejecución de dos tuberías para la Segunda Fase del Canal con la posibilidad de regar 21.522 hectáreas

PAMPLONA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Administración de la sociedad Canal de Navarra (Canasa) ha decidido este martes apostar por la ejecución de dos tuberías construidas simultáneamente para la Segunda Fase del Canal de Navarra. La actuación permitirá poner en riego hasta 21.522 hectáreas.

Canasa ha explicado en una nota que el estudio de alternativas de la Segunda Fase del Canal de Navarra ha sido objeto de un "profundo análisis con el objeto de que la solución finalmente adoptada sea la que mejor responda a las necesidades de los usuarios, en términos económicos y sociales, y sea respetuosa con el medio ambiente".

Así, descartada la construcción de un canal a cielo abierto y escogida la solución de una conducción en presión por sus "ventajas técnicas, hidráulicas y de explotación", se han estudiado tres posibles alternativas para su ejecución, siendo finalmente seleccionada la propuesta que contempla la ejecución de dos tuberías construidas simultáneamente.

El conjunto de actuaciones incluye la construcción de una conducción de entre 70 y 80 kilómetros de longitud, que parte del canal actual en el término municipal de Pitillas y finaliza en Ablitas, cruzando los ríos Aragón, Ebro y Queiles, las Bardenas Reales y las autopistas A-68 y AP-68.

Se prevé además la ejecución, a lo largo del trazado, de 11 tomas para la puesta en riego de las correspondientes zonas y de dos balsas de regulación, una en el origen, en Pitillas, con una capacidad de 0,45 hm3 , y otra en la zona final, en el entorno de Montes del Cierzo, en Tudela, con una capacidad de 9,06 hm3.

Según ha destacado Canasa, la actuación mejorará el suministro doméstico e industrial de diversas poblaciones de la zona de la Ribera navarra con una reserva hídrica inicial de 21 hm3, permitiendo poner en riego hasta 21.522 hectáreas.

Contador

Lo más leído en Navarra