4 de diciembre de 2020
8 de agosto de 2007

Chivite afirma que no habrá congreso extraordinario y dice que los críticos tienen "puerta abierta a la autoexclusión"

El secretario general del PSN dice que no contempla "de ningún modo" la posibilidad de que los socialistas entren en el Gobierno foral

PAMPLONA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSN, Carlos Chivite, afirmó hoy que "no habrá congreso extraordinario" del partido en Navarra tras el veto del PSOE al pacto con Nafarroa Bai y advirtió de que, "de la misma forma que en este partido es libre el acceso, la puerta está abierta a la autoexclusión", en referencia a los socialistas que se han mostrado críticos con la dirección del PSN.

Carlos Chivite afirmó hoy en rueda de prensa, de forma reiterada ante las preguntas de los periodistas, que no tiene intención de convocar un congreso extraordinario antes de 2008, tal y como ya han exigido algunos críticos, y afirmó que su "misión" es preparar el congreso ordinario que se celebrará previsiblemente en julio de 2008.

El secretario general del PSN afirmó que en 2004 su partido le encomendó "dirigir durante cuatro años una nave que ahora hace aguas, no sólo por lo que ha podido suceder en el ámbito interno, sino por algunos que están en las bodegas haciendo mayores las vías de agua del propio partido, cosa que es una irresponsabilidad".

Así, Chivite dedicó duras palabras de crítica a algunos de los socialistas navarros que después de la decisión del PSOE de vetar el acuerdo con Nafarroa Bai han criticado a la dirección del PSN y han exigido la dimisión de la Ejecutiva Regional.

El máximo responsable de los socialistas navarros dijo que no prevé adoptar medidas disciplinarias contra estos críticos, pero les exigió "que hablen en el comité federal, porque es fácil pedir responsabilidades en el ámbito regional y ocultarse después en el federal". "Es muy fácil hablar aquí con una valentía aparente y después tener cobardía en el comité federal", apuntó Chivite, que no quiso citar en concreto a ninguna de las personas a las que se refería.

Además, el dirigente socialista afirmó que "en ningún momento" contempló la posibilidad de dimitir de su cargo, y afirmó que "cuando hay problemas", su cometido es el de "tratar de reconducir el rumbo".

Por otra parte, el máximo responsable de los socialistas navarros reconoció que estaba informado de que dirigentes del PSOE y de UPN mantuvieron un encuentro en Madrid, que consideró no fue "oportuno", mientras los socialistas navarros estaban negociando con Nafarroa Bai.

En cualquier caso, Carlos Chivite aseguró que los doce parlamentarios del PSN cumplirán con el mandato de la dirección federal y el próximo sábado se abstendrán para garantizar la investidura de Miguel Sanz (UPN) como presidente del Gobierno de Navarra. "No espero ni intuyo ninguno sorpresa", indicó, para añadir su deseo de que la investidura transcurra según lo previsto "por el bien de Navarra".

Además, Carlos Chivite aseguró que el PSN "no contempla de ningún modo" entrar a formar parte del Gobierno de Navarra, pese a que UPN y CDN contemplan en el acuerdo hecho público esta mañana la posibilidad de que los socialistas se puedan integrar a lo largo de la legislatura en el Ejecutivo foral.

Carlos Chivite defendió que "la acción política es posible desde la oposición" y recalcó que "Miguel Sanz tiene que admitir que va a ser investido para gobernar en minoría" y que a lo largo de la legislatura se enfrentará a "una mayoría de 26 parlamentarios", la de Nafarroa Bai, PSN e Izquierda Unida.

Por otra parte, Chivite recalcó que el PSN "no descarta" utilizar la moción de censura en el futuro y añadió que la dirección del PSOE "en ningún caso ha vetado" esta posibilidad. "Lo moción de censura es un instrumento más, pero no será utilizada para generar inestabilidad", añadió.

DEBATE DE INVESTIDURA

En el transcurso de la rueda de prensa, Carlos Chivite presentó doce propuestas que el grupo socialista defenderá en el debate de investidura de Miguel Sanz y que, a su juicio, debe poner en marcha de forma "prioritaria" el nuevo Gobierno de Navarra.

La primera de esas medidas contempla que la A-15 sea gratuita para los navarros a partir del 1 de enero de 2008. El PSN también exige que se contrate al personal sanitario necesario para reducir las listas de espera en un 50 por ciento en el plazo de un año.

Asimismo, plantea la implantación de un plan de modernización de la escuela pública mediante la adquisición de de ordenadores, programas y equipos audiovisuales en todas las aulas de la escuela pública.

También propone la contratación de profesionales para el establecimiento urgente de la enseñanza en inglés en la escuela pública, la habilitación inmediata de 500 plazas más para la atención de niños de 0 a 3 años, y la asimilación de los conciertos de las residencias geriátricas municipales y públicas con las privadas.

Igualmente, demanda representación en régimen de igualdad de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria en los organismos públicos y en los Consejos de Administración de las sociedades de titularidad públicas o con participación de capital público.

Propone la creación del Consejo General del Comercio, y la consignación de un fondo especial municipal para el refuerzo y reequilibrio de la financiación de los ayuntamientos.

Además, plantea la necesidad de alcanzar un acuerdo con el Ministerio de Fomento para determinar el trazado, calendario y sistema de financiación del corredor navarro de alta velocidad.

Finalmente, propone la creación de una vía verde que discurra paralela al Canal de Navarra desde el embalse de Itoiz, así como la habilitación de mil viviendas que serán dispuestas en régimen de alquiler para los jóvenes.