23 de octubre de 2019
19 de julio de 2014

Controlado el incendio de Ujué que ha afectado a una superficie de 900 hectáreas

Morrás ha seguido en el lugar el desarrollo de las labores de extinción del incendio, el más importante en los 3 últimos años

Controlado el incendio de Ujué que ha afectado a una superficie de 900 hectáreas
EP/GOBIERNO DE NAVARRA

   PAMPLONA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El incendio declarado en la tarde de este viernes en el término municipal de Ujué ha sido ya controlado, aunque las labores de extinción total y refresco continuarán hasta el domingo, según ha informado el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Javier Morrás, quien ha estimado en unas 900 hectáreas la superficie afectada de acuerdo a un primer cálculo provisional.

   El consejero ha seguido desde el lugar del fuego las labores de extinción en las que participan un centenar de efectivos en tierra y once medios aéreos entre helicópteros, aviones e hidroaviones. En las labores intervienen personal de la UME del Ejército y aparatos aéreos del Ministerio de Medio Ambiente, y colaboran también otros cuerpos de seguridad y emergencias.

   De momento, según ha informado el Gobierno foral a través de un comunicado, se mantiene el nivel de alerta 2 del plan de emergencia por incendios forestales, declarado esta mañana, y permanece cortada la carretera NA-5311 para facilitar las labores de los bomberos.

   Se trata, según ha indicado el consejero Morrás, del incendio de mayor envergadura declarado en Navarra en los últimos tres años, aunque en ningún momento han estado en peligro zonas urbanas, ni instalaciones eléctricas.

ORIGEN EN LABORES AGRÍCOLAS

   El fuego se inició este viernes sobre las 19.55 horas en las inmediaciones del alto de Bigas, zona situada entre Ujué y San Martín de Unx, como consecuencia de la realización de labores agrícolas. Al parecer, las cuchillas de una cosechadora pudieron golpear contra unas piedras, originando chispas que, posteriormente, prendieron en el cereal. El fuerte viento ha sido el causante de que las llamas no hayan podido ser controladas hasta el mediodía de este sábado.

   El incendio ha alcanzado un perímetro de 11 kilómetros, afectando a unas 900 hectáreas de tierras de labranza, la mitad de ellas todavía sin cosechar, así como de matorral, monte bajo, pino de repoblación y encinas.

   Tras detectarse el fuego, la Agencia Navarra de Emergencia (ANE) trasladó al lugar a tres helicópteros y el avión de extinción de incendios, así como las dotaciones de Bomberos de los Parques de Cordovilla, Peralta, Tafalla y Estella, a las que, poco después se sumó la de Sangüesa. También se desplazó el centro de mando móvil y un buldózer.

   El viento y la dificultad de acceso a la zona del incendio complicaron el control de las llamas y, además, al ponerse el sol, hubo que retirar los medios aéreos. Durante toda la noche, han continuado trabajando por tierra alrededor de 30 bomberos, pero al ver que el fuego no cedía, a las 07.35 horas de este sábado se ha decidido activar el nivel 2 de 3 previsto en el Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales de Navarra y se ha solicitado apoyo externo.

MEDIOS PARTICIPANTES EN LA EXTINCIÓN

   Sobre las 13 horas de este sábado, participan en la extinción del incendio un centenar de personas: bomberos de los cinco parques citados, además de personal de la brigada de prevención de incendios forestales de verano con base en Miluce, guardas forestales y técnicos de medio ambiente del Gobierno de Navarra.

   Como refuerzo externo figuran 40 agentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME) procedentes de Zaragoza, y una veintena de efectivos del Ministerio de Medio Ambiente.

   El personal de tierra cuenta con el apoyo aéreo de la ANE (tres helicópteros y un avión), a los que el Ministerio de Medio Ambiente ha sumado cuatro helicópteros (dos procedentes de Zaragoza y dos de Asturias), dos aviones de carga de agua en tierra procedentes de Agoncillo (La Rioja) y dos hidroaviones de Madrid. También están colaborando Policía Foral, Guardia Civil, y Cruz Roja y DYA.

   Está previsto que por la noche otro centenar de efectivos den el relevo a los desplegados en estos momentos para continuar con las labores de remate y refresco de la tierra que se prolongarán durante la jornada del domingo.