23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    El coste medio de una boda en Navarra ronda los 20.000 euros, según Irache

    Banquetes y reportajes fotográficos son los aspectos de la celebración que más dudas y reclamaciones generan entre los consumidores

    PAMPLONA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El coste medio de una boda en la Comunidad Foral ronda los 20.000 euros, según un informe elaborado por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache que calcula el coste aproximado que puede llevar consigo la celebración de una boda hoy en día.

    Según el estudio, una boda con 150 invitados puede costar unos 20.000 euros sin contar con el viaje de novios. Este precio aproximado resulta de hacer un cálculo de los gastos de una boda de nivel medio -teniendo en cuenta lo que se suelen gastar los novios habitualmente- en la que se han tenido en cuenta en el cómputo los principales elementos que, hoy por hoy, tienen lugar en una celebración de boda.

    Así, un banquete para 150 personas puede costar alrededor de 15.000 euros, contando con un menú de 100 euros por persona, un precio nada desorbitado en el mercado actual en un restaurante habilitado para realizar este tipo de celebraciones.

    Otro de los grandes gastos a los que se enfrentan los novios, en este caso la novia, es la compra del vestido. En las tiendas especializadas en vestidos de boda, éstos no suelen bajar de los mil euros. A partir de ahí, el precio puede subir hasta dónde la novia quiera. El precio medio que se podría convenir para esta prenda no bajaría de los 1.200 euros. Por su parte, el vestido del novio resulta mucho más económico aunque sí supondrá un gasto que rondará los 500 euros.

    Además, si se tienen en cuenta otros complementos, como zapatos, corbatas, guantes y otras pequeñas prendas el gasto sube un mínimo de otros 300 euros. No hay que olvidar el peinado y maquillaje, principalmente de la novia, ya que es un concepto en el que puede ir un coste de 180 euros.

    Otro de los elementos que encarece esta celebración es la contratación de la sesión de fotos o vídeo. El precio medio de una sesión básica puede rondar los 1.000 euros, aunque el precio va subiendo si se piden otro tipo de fotos diferentes a las estándar, si el fotógrafo tiene que quedarse al banquete o al baile o si se quieren las fotos en formato digital. Además, hay bastantes parejas, que optan por contratar un recuerdo del día de su boda en los dos formatos, con lo que el gasto subiría notablemente.

    La música del baile, bien sea con una orquesta o con un D.J., no bajará de los 120 euros, las flores costarán unos 300 euros y los anillos, 250 euros. Además, hay que contar con la barra libre -unos 1.500 euros- si es necesario contratar autobuses -750 euros- y el tentempié si no se ha incluido en el banquete -400 euros-.

    Además, queda por sumar a todo ello el viaje de novios. Este concepto puede variar de precio tanto como los destinos y duración del viaje. Por poner un ejemplo, el estudio señala que un viaje a Canarias, siete días en un hotel de cuatro estrellas a media pensión, costaría unos 1.630 euros, aunque no se ha computado en el coste de la boda.

    RESERVA DEL RESTAURANTE

    Lo habitual es reservar la fecha del restaurante con cerca de un año de antelación a la fecha escogida para casarse. No obstante, la elección del menú no se realiza hasta un mes antes, y el número aproximado de invitados se facilita al restaurante entre 7 y 10 días antes de la boda. Será el día de la víspera cuando se facilite el número definitivo.

    La Asociación de Consumidores recomienda comparar ofertas y solicitar presupuestos e información por escrito. Las diferencias según menú y restaurante resultan sustanciales. Además, deberá quedar muy claro si el menú incluye el coctel de bienvenida, el tentempié o la barra libre; y es conveniente aclarar este punto para no llevarse sorpresas a última hora, expone Irache.

    Debido a que la reserva se efectúa con gran antelación, el restaurante suele solicitar una fianza, que oscila entre los 450 y 600 euros. "Para evitar sorpresas, es muy aconsejable que las condiciones del banquete queden reflejadas en un contrato por escrito. También es importante que queden reflejadas en el contrato las consecuencias de una posible anulación del banquete", añade. Generalmente las quejas relacionadas con las bodas suelen originarse por este tipo de problemas y no siempre tienen una sencilla solución si las condiciones no se han plasmado en un contrato.

    VIAJE DE NOVIOS

    Respecto al viaje de novios, la época otoñal o invernal es la más aconsejable para realizar las bodas ya que se pueden obtener los precios más baratos cuando el resto de personas no tienen vacaciones. En este sentido, vale con informarse de las condiciones meteorológicas habituales del lugar del destino para asegurarse de que el tiempo permitirá disfrutar al cien por cien de la luna de miel.

    En el estudio efectuado por Irache se estudiaron los precios de dos de los destinos preferidos por los recién casados, Islas Canarias o Thailandia. El viaje a Canarias, siete días en un hotel de cuatro estrellas a media pensión, cuesta unos 1.210 euros en el mes de mayo y 1.680 euros en el mes de agosto por pareja. El viaje a Thailandia de 15 días con circuito y en hotel de cuatro estrellas con desayuno cuesta alrededor de 4.800 euros de mayo a octubre. Estos precios son aproximados y depende de los operadores y de sus ofertas por lo que, según la asociación, es muy recomendable comparar e informarse bien, pidiendo todo por escrito.

    A la hora de contratar el viaje de novios, la Asociación de Consumidores aconseja comparar ofertas y precios de distintos operadores, ya que para el mismo viaje y el mismo hotel, puede haber diferencias en el precio superiores al 5 por ciento. Además, conviene conocer que cuanto antes se reserve el viaje puede ser más económico, entre reservarlo con cinco meses de antelación o con sólo un mes de antelación la diferencia en el precio puede llegar a alcanzar los 500 euros.

    Asimismo, hay que conocer de antemano cuales son las excursiones que incluye el viaje y cuáles son opcionales, porque quizás un precio barato esconda detrás pocas o ninguna excursión con lo cual en caso de querer realizarlas el precio se incrementaría notablemente.