19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 10 de diciembre de 2019

    Detenida en Pamplona acusada de hurtos de joyas en el domicilio en el que trabajaba

    Detenida en Pamplona acusada de hurtos de joyas en el domicilio en el que trabajaba
    El anillo recuperado. - POLICÍA NACIONAL

    PAMPLONA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Policía Nacional de Navarra han detenido a una mujer, de 48 años, acusada de sustraer joyas del domicilio en el que trabajaba como empleada de hogar. Las joyas sustraídas tenían un valor aproximado de unos 15.000 euros.

    Según ha informado la Policía Nacional, la propietaria había percibido en el último año la desaparición de varias joyas, que en un principio achacó a la pérdida y no a la sustracción, si bien últimamente notó la desaparición de algunas joyas cuando solo se hallaban en el domicilio ella y la empleada de hogar, por lo que puso los hechos en conocimiento de la Policía Nacional, quien inició una investigación para determinar qué ocurría.

    La supuesta 'empleada infiel', que llevaba trabajando en la familia desde hacía 16 años, supuestamente habría cometido los diversos hurtos de joyas desde hace al menos un año según manifestaciones de la víctima, ha precisado la Policía.

    Los investigadores consiguieron determinar que la empleada de hogar no solo había tenido relación en la desaparición de las joyas, sino que muchas de ellas ya habían sido vendidas, por lo que, una vez acreditados estos hechos, se procedió a la detención de la mujer como presunta autora de un delito continuado de hurto y a la tramitación del correspondiente atestado policial, que fue remitido al Juzgado de Instrucción de Guardia de Pamplona.

    La Policía ha recuperado la joya más valiosa de las sustraídas, tanto económica como sentimentalmente, un anillo con pedrería valorada en unos diez mil euros que fue devuelto a su propietaria.

    Según la Policía, este tipo de hurtos en domicilio son muy difíciles de detectar ya que se alargan en el tiempo y sobre piezas que normalmente no son utilizadas por las víctimas, salvo en ocasiones muy concretas. Además la confianza que se supone entre empleadora y empleada hace que sea difícil que la víctima sospeche en primera instancia de su asalariada.

    Para leer más