19 de febrero de 2020
27 de enero de 2020

Marlaska promete reubicar a los guardias civiles en otras unidades de Navarra para cumplir con el traspaso de Tráfico

Desde las asociaciones dicen que se ha evitado dar detalles de una 'pasarela' hacia la Policía Foral o transferir más competencias

Marlaska promete reubicar a los guardias civiles en otras unidades de Navarra para cumplir con el traspaso de Tráfico
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez, aborda la transferencia de Tráfico en Navarra - GUARDIA CIVIL

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha comprometido este lunes a reubicar "de forma adecuada y ordenada" en otras unidades de Navarra a los guardias civiles afectados por la transferencia de las competencias de Tráfico, que pasará del Instituto Armado a la Policía Foral en cumplimiento del acuerdo de investidura con el PNV.

Tras las críticas internas por el acuerdo que se conoció antes de la investidura de Pedro Sánchez, Grande-Marlaska ha presidido este lunes una reunión del Consejo de la Guardia Civil donde ha explicado a los representantes de las ocho asociaciones profesionales que "la Benemérita va a permanecer en Navarra y va a seguir prestando servicio a los ciudadanos de la Comunidad Foral como lo hace en todo el territorio nacional", según ha informado Interior en un comunicado.

En la reunión, a la que ha asistido también la nueva directora de la Guardia Civil, María Gámez, el ministro Grande-Marlaska ha asegurado que los miembros de la Agrupación de Tráfico destinados en Navarra que quieran permanecer en esa comunidad cuando finalice el traspaso de competencias --la gestión se cederá en un plazo máximo de seis meses-- podrán hacerlo, ya que podrán integrarse en otras unidades del Cuerpo ubicadas en la Comunidad Foral.

Fuentes de las asociaciones han señalado que el titular del Interior ha evitado dar detalles sobre una posible 'pasarela' para que los guardias civiles que quieran puedan pasar a la Policía Foral. Según esta versión, Grande-Marlaska se ha comprometido a negociarlo con la administración autonómica ya que su interés es "asegurar al máximo los derechos" de los agentes.

Sobre las fechas para realizar este traspaso de competencias, las citadas fuentes de las asociaciones de la Guardia Civil han señalado que lo que se cederá en un plazo máximo de seis meses es la gestión de Tráfico.

También se ha reconocido que la Policía Foral no tiene actualmente recursos suficientes para asumir por sí sola las obligaciones del servicio de Tráfico. Además, advierten de que Grande-Marlaska ha dicho que no está previsto transferir más competencias, aunque si esto se hace sería dentro del marco estatutario y constitucional.

"DE FORMA ADECUADA Y ORDENADA"

Grande-Marlaska ha señalado a los vocales y representantes de asociaciones que el traspaso de las competencias de Tráfico se realizará "de forma adecuada y ordenada". En este sentido, ha añadido que se llevará a cabo "en consonancia con las transferencia de esta competencia a la Comunidad Foral" y ha expresado además "su compromiso de mantener a los guardias civiles informados del proceso en todo momento a través de la Dirección General de la Guardia Civil".

Los cambios de unidad, según Interior, se llevarán a cabo "de acuerdo con lo estipulado de forma reglamentaria". El Pleno del Consejo, celebrado en el Salón de Actos de la Dirección General de la Guardia Civil, ha sido uno de los primeros actos de María Gámez tras su toma de posesión el pasado miércoles. La nueva directora prometió diálogo para dar "un nuevo impulso con optimismo" al Cuerpo y defendió el papel vertebrador del Estado de la Guardia Civil y el despliegue territorial.

Las asociaciones profesionales de la Guardia Civil habían pedido explicaciones al ministro del Interior y al anterior director del Cuerpo, Félix Azón, al entender que habían incumplido su palabra con el pacto de investidura de Pedro Sánchez, que fija un plazo de seis meses para ceder la competencia de Tráfico en Navarra, lo que calculan que afecta a 175 agentes en la comunidad foral.

El Consejo de la Guardia Civil es el órgano de interlocución entre la Dirección General y las asociaciones representativas. Sus reuniones, al igual que en el caso de la Policía Nacional, pueden ser presididas por el ministro del Interior, que también tiene la potestad de delegar en algún subordinado.

En la convocatoria de la sesión extraordinaria figuraba como único orden del día la "incidencia en aspectos sociales, económicos y profesionales" de esta transferencia a favor de la Policía Foral de Navarra. También se han aceptado ruegos y preguntas.

Durante el mandato de Félix Azón se vivieron momentos tensos en algunos de estos plenos del Consejo. En marzo de 2019, los representantes de seis asociaciones profesionales de la Guardia Civil se ausentaron de la sala donde se celebraba la reunión a la espera de que el ministro Grande-Marlaska compareciera para ofrecer explicaciones sobre el reparto del segundo tramo del acuerdo sobre equiparación salarial.

En total, el acuerdo de equiparación salarial fija una subida de 807 millones en tres años, desde 2018 a 2020, quedando aún por desarrollar el tercer y último tramo. Tanto organizaciones de la Policía como de la Guardia Civil censuraron el "oscurantismo" alrededor del informe externo que refrendó las cantidades destinadas para este fin, así como los cambios en el reparto del dinero correspondiente a cada uno de estos Cuerpos.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Navarra