23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 19 de mayo de 2014

    Maya asegura que como alcalde de Pamplona va hacer "todo lo posible" para que Osasuna "siga adelante"

    Dice tras el descenso del equipo a Segunda división que hay que tener "sosiego" y "reflexionar entre todos"

    Maya asegura que como alcalde de Pamplona va hacer "todo lo posible" para que Osasuna "siga adelante"
    EUROPA PRESS

    PAMPLONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha considerado que "lo que hay que hacer ahora" tras el descenso de Osasuna a Segunda división es "tener sosiego" y "reflexionar entre todos, también implicar a las instituciones, para ver qué queremos que sea el club en el futuro". Además, ha asegurado que como alcalde de la ciudad va a hacer "todo lo posible" para que el equipo "siga adelante".

    Enrique Maya, preguntado por los periodistas antes de asistir a un acto en la Casa de la Misericordia sobre las consecuencias que puede tener para la ciudad el descenso del equipo a Segunda división, ha reconocido que "tener un club en Primera división es muy importante para la ciudad, sobre todo, en la imagen que se puede transmitir hacia el exterior".

    "Siempre se está hablando de Osasuna de Pamplona, aunque sea un club que no tiene el nombre de la ciudad, pero ya todo el mundo lo asocia", ha destacado Enrique Maya, para asegurar que él como alcalde de Pamplona va a hacer "todo lo posible" para que el club rojillo "siga adelante".

    En este sentido, ha precisado que ahora "hay que hacer un esfuerzo de ajuste presupuestario evidente" y que "se van a dejar de cobrar unos cuantos millones en derechos televisivos". "El presupuesto va a tener que bajar a un presupuesto normal en Segunda, que puede rondar los 8 millones de euros", ha explicado Maya, quien ha considerado que "hay que seguir apostando intensamente por la cantera".

    En su opinión, "hay que recuperar esos valores de equipo de cantera, tener tranquilidad y no dejar que el club pueda languidecer y acabar siendo un club como conocemos otros que han acabado muy mal". "Hay que luchar por el club desde el sosiego y la tranquilidad, ahora es el momento de juntarnos, de reunirnos, de charlar entre todos, me ofrezco a ello para que este club siga adelante", ha añadido.

    En cuanto a la avalancha que se registró en la celebración del primer gol de Oriol Riera, que se saldó con más de medio centenar de heridos, Maya se ha alegrado de que "afortunadamente" las lesiones no fueran de gravedad, si bien ha reconocido que fue un día "muy duro".

    "No ocurrió lo que pudo haber ocurrido. Vamos a pensar en positivo también, fue una tarde aciaga, una tarde muy dura para la ciudad, para el club y para los familiares de los afectados que lo tuvieron que pasar fatal. Ahora a trabajar porque sea un mal sueño y el club rojillo lo sigamos disfrutando en la máxima categoría pronto", ha declarado.

    PAPEL DE LAS INSTITUCIONES

    Por otro lado, preguntado por la llamada que realizó ayer al presidente de Osasuna, Miguel Archanco, Maya ha explicado que le salió "de dentro" ponerse en contacto con él porque "todos estábamos muy mal".

    "Simplemente fue una llamada de apoyo, de ánimo y de decir que hay que trabajar todos juntos para que esto salga adelante, no va más allá, no hay ningún tipo de compromiso económico porque yo no lo puedo dar", ha relatado el alcalde.

    En esta línea, cuestionado por si tiene la sensación de que el Gobierno foral ha apoyado menos a Osasuna que el Ayuntamiento, Enrique Maya ha expuesto que tanto el Ejecutivo como el Consistorio están haciendo las cosas "como hay que hacer desde el punto de vista legal", si bien ha opinado que "haciendo un comparativo" es cierto que "sí que hay otros lugares donde hay un apoyo mayor".

    En cualquier caso, el alcalde ha considerado que "también es una reflexión que hay que hacer", al tiempo que ha asegurado que se apoya al club "lo que se puede". "En el Ayuntamiento estamos ayudando a través de la Fundación, seguramente algunos dirán que podemos ayudar más y otros dirán que es demasiado", ha apuntado.

    Según ha declarado, intuye que "si las cosas se hacen bien puede ser el inicio de un cambio de óptica en el club". "Vamos a ser positivos y vamos a pensar que el club va a seguir adelante. Pensemos todos en el sentimiento rojillo para que esto sea una pesadilla que pase cuanto antes y el club sea el que se merece la ciudad", ha concluido.