24 de noviembre de 2020
11 de diciembre de 2007

Navarra y La Rioja capturarán los castores introducidos ilegalmente

Se ha constatado la presencia continuada de ejemplares en los ríos Ebro y Aragón

PAMPLONA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, en coordinación con la Comunidad de la Rioja, va a poner en marcha un protocolo de captura de castores, introducidos ilegalmente.

El castor europeo desapareció de la Península Ibérica aproximadamente en el año 400 y que las poblaciones más próximas conocidas se encuentran en el sureste de Francia, a más de 600 kilómetros de distancia.

"Es una especie alóctona, introducida de manera incorrecta e ilegal y están fuera de todos los protocolos de lo protección", justificó al término de una rueda de prensa la consejera Begoña Sanzberro, quien indicó que en breve se presentará una denuncia a la autoridad pertinente porque la "introducción ilegal" puede contravenir además de la normativa estatal (Ley 4/1989 de 27 de marzo, de conservación de los espacios naturales y de la fauna y flora silvestres) y de la foral (Ley Foral 2/1993 de protección y gestión de la fauna silvestre y sus hábitats), el propio Código Penal.

Según informó el Ejecutivo, en el mes de marzo de 2005 se tuvo conocimiento de la existencia en Navarra de indicios de presencia de castor. Los técnicos de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra confirmaron inmediatamente dichos indicios, a la vez que se logra fotografiar un ejemplar en los tramos bajos del río Aragón.

Se comprobó después que ninguna de las regiones limítrofes con Navarra realizó reintroducción alguna de castor. Asimismo, se obtuvo información sobre una suelta de castores procedentes de Alemania, realizada de manera ilegal. De acuerdo con esta información, se soltaron 18 ejemplares de castor europeo en los ríos Ebro y Aragón. Se desconoce si se hizo una única suelta o varias de ellas.

Sí se sabe, sin embargo, que se soltaron individuos de diferentes edades. En todo caso, señalan los técnicos, además de "ilegal", la suelta es técnicamente "incorrecta y peligrosa", pues incumple las reglas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) para la liberación de ejemplares en el medio.

A lo largo de 2006 y 2007 se ha constatado la presencia continuada de ejemplares de castor en los ríos Ebro y Aragón, tanto en Navarra como en La Rioja, que en algunos casos han llegado a producir daños en arbolado.

La presencia de esta especie en España y las condiciones en que se ha producido se pusieron de manifiesto por parte de las Comunidades de Navarra y La Rioja en el Comité de Flora y Fauna, órgano de carácter técnico dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y en el que participan las comunidades autónomas españolas, que analizó el problema y la posible recaptura de los ejemplares en su sesión de mayo de 2006.

En noviembre del mismo año, la Dirección General para la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente cursa un escrito a la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, en el que solicita su opinión respecto de posibles acciones de control de los ejemplares soltados ilegalmente.

Los servicios de la Comisión responden que el sistema de protección de las especies que exige la normativa comunitaria (artículo 12 de la Directiva de Hábitats 92/43 CEE) no es aplicable en casos de reintroducción ilegal de ejemplares de cualquier especie, y el Estado español puede proceder a su erradicación.

En febrero de 2007, la Comisión Nacional para la Protección de la Naturaleza, órgano de representación de los directores generales de Medio Ambiente de las CCAA en el Ministerio de Medio Ambiente, es informada de la situación y de la voluntad de ambas comunidades autónomas de proceder a la recogida de todos los castores.