19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    El Parlamento rechaza una ley de Navarra Suma para derogar el decreto del euskera

    El Parlamento rechaza una ley de Navarra Suma para derogar el decreto del euskera
    Pleno del Parlamento de Navarra.PARLAMENTO DE NAVARRA

    PAMPLONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves la toma en consideración de una proposición de ley foral presentada por Navarra Suma por la que se establecía la derogación del decreto regulador del uso del euskera en las Administraciones públicas de Navarra.

    La iniciativa ha recibido el voto en contra de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Por medio de esta ley, Navarra Suma buscaba establecer "una alternativa a la situación creada" por el decreto foral del euskera, "recuperando la situación anterior, mientras se elabora una nueva norma reguladora del uso del euskera en las Administraciones Públicas que procure la mayor participación y consenso sociales".

    El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que "la política lingüística del anterior Gobierno causó en una amplia parte de la sociedad navarra un rechazo y una preocupación y hubo una respuesta en las urnas diciendo 'no' a la política lingüística nacionalista de la pasada legislatura".

    Esparza ha indicado que las formaciones que integran Navarra Suma y el PSN "compartimos la pasada legislatura, con algunos matices, una crítica contundente a las políticas lingüísticas que había impulsado el nacionalismo vasco en Navarra". "Que los nacionalistas voten no a derogar el decreto es lo lógico, lo que no entiendo es por qué el PSN se puede estar planteando en este momento cambiar su posición. Si todos hiciéramos lo que hacíamos hace cuatro meses, habría una mayoría para derogar este decreto y que se pondría a trabajar en la aprobación de otro decreto", ha indicado.

    Por parte del PSN, Inma Jurío ha afirmado que Navarra Suma presentó esta proposición "junto con varias otras a finales de junio, cuando ya sabía que se iba a intentar conformar un Gobierno por parte de otros cuatro partidos". "Presentó varias leyes por razones políticas y es una posición de táctica política totalmente legítima, y lo hizo porque eran leyes sobre temas en los que la presidenta se había posicionado en contra. Lo hizo como una táctica de desgaste", ha señalado, para afirmar que "igual de legítimo es que nos opongamos a la tramitación de esta proposición de ley".

    La parlamentaria socialista ha criticado que Navarra Suma no haga "ningún tipo de autocrítica" sobre los decretos aprobadas por los Gobiernos de UPN y, refiriéndose a la decisión del TSJN de anular varios artículos del decreto vigente, ha afirmado que ahora "hay una sentencia que nos obliga a tomar otros caminos distintos de los que hicieron los propios Gobiernos de UPN". "Nos obliga a explorar nuevos caminos", ha señalado, para defender que "con el diálogo buscaremos soluciones que se ajusten a los establecido en la sentencia, que es lo que Navarra Suma no hace con esta proposición".

    Por parte de Geroa Bai, Jabi Arakama ha considerado que la iniciativa presentada por Navarra Suma "dificulta que las Administraciones públicas cumplan con sus obligaciones en materia lingüística, al pretender volver a la senda de los decretos de 2003 y 2009". "Para Navarra Suma es asumible contar con tan solo un mísero 0,9 por ciento de puestos de trabajo en la Administración con perfil de euskera, cifra que dejó en 2015 y que imposibilitaba garantizar mínimamente los derechos lingüísticos de la ciudadanía navarra", ha señalado, para mostrarse partidario de recurrir la sentencia sobre el decreto del euskera.

    La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha afirmado que "Navarra Suma tiene el objetivo de, tácticamente, poner en un atolladero al PSN, y tiene también un objetivo político claro, que es ir atrás en este tema y en otros". "Están anclados en el pasado. Su política lingüística se ha dedicado a tratar el euskera, sobre todo en el sur de Navarra, como si fuera algo extranjero. Saber más en esta comunidad no se premia, sino que se castiga", ha asegurado, para pedir al Gobierno que "no realice una política lingüística para no preocupar a Navarra Suma".

    Por parte de Podemos, Ainhoa Aznárez ha indicado que la proposición de ley "busca el conflicto y hacer ruido, utilizando una lengua de las que son propias de Navarra". Ha destacado que la sentencia del TSJN supone que "el 90 por ciento del decreto es ajustado a derecho". No obstante, refiriéndose a los artículos anulados por la sentencia, ha abogado por alcanzar un "amplio acuerdo" entre los grupos que sostienen al Gobierno para aprobar una nueva normativa que "dé seguridad jurídica" a las personas que se encuentran en procesos de empleo público.

    La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que el decreto "da un paso adelante que era absolutamente necesario en relación a los requisitos de conocimiento del euskera en las Administraciones públicas de Navarra y superaba deficiencias en la normativa anterior a la que Navarra Suma nos quiere retrotraer". "Es verdad que ha habido en algunos casos en los que las convocatorias de procesos selectivos se ha puntuado solo el conocimiento del euskera. Eso es ilegal y eso ha hecho mucho daño al decreto y a la percepción que tiene la sociedad del mismo. Pero eso no quiere decir que el decreto sea incorrecto", ha asegurado.

    Para leer más