4 de diciembre de 2020
21 de octubre de 2020

El pozo aparecido en el entorno del Convento de las Josefinas se integrará en el parque Txantrea Sur

El pozo aparecido en el entorno del Convento de las Josefinas se integrará en el parque Txantrea Sur
Obras en el parque Txantrea Sur - AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

PAMPLONA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pozo aparecido en el entorno del Convento de las Josefinas se integrará en el parque Txantrea Sur. El Ayuntamiento de Pamplona está a la espera de un informe de la Institución Príncipe de Viana sobre la datación y las características del pozo de piedra que han dejado al descubierto las obras.

Este miércoles por la mañana una representación reducida de la Comisión y la Gerencia de Urbanismo han escuchado las explicaciones de los técnicos. El pozo, junto con una mineta y un aljibe, podrían ser elementos de un antiguo sistema hidráulico, posiblemente vinculado a las necesidades de la comunidad conventual (agua de boca y de riego).

El proyecto de obras de Txantrea parque Sur, llamado 'Begibistan' y firmado por MID estudio arquitectura y paisaje, RUE arquitectos, Pedro Mª Legarreta, Montserrat Guillén, ya contemplaba la existencia de ese pozo. De hecho, la propuesta urbanística para ese elemento es su integración en el parque, dejándolo tapado por una plancha de material transparente. De esta forma se realizará su puesta en valor para los viandantes, ha explicado el Consistorio pamplonés en una nota.

Las obras que han dejado al descubierto el pozo, forman parte de la intervención de la primera fase de la urbanización en dos lotes: el lote 1 (que actúa sobre el área S-1) y el lote 2, que corresponde al parque Txantrea Sur. Esta primera fase se adjudicó por 9 millones de euros, IVA no incluido y el inicio de los trabajos tuvo lugar el 24 de agosto.

El lote 2 actúa sobre una superficie de 24.000 m2 (casi un 25% de la superficie final) y se circunscribe a la zona más cercana al río Arga y al puente de la Magdalena, además de a la entrada peatonal al parque y a la Txantrea desde el centro de la ciudad. Los trabajos de este lote también abarcan el actual parque de Irubide hasta la parroquia de Santiago y el convento de las HH. Josefinas

En estas ocho semanas se han desbrozado, aplanado y marcado 58.000 m2 de tierra de lo que será el vial central de la nueva urbanización (un kilómetro de longitud). Además, se ha desbrozado la zona del antiguo huerto del convento de Josefinas y se ha actuado sobre el muro de piedra de cierre de ese recinto con el parque de Irubide.

La propuesta establece que el muro quedará integrado en el futuro Parque Sur y los terrenos aledaños a esa estructura serán plantados con frutales. En ese sentido, ya se ha realizado la cimentación del nuevo perímetro del convento para instalar en el futuro otro cerramiento más próximo al edificio, ejecutado en chapa de acero cortén.

Estos días se están instalando colectores de grandes dimensiones (pluviales y drenaje) en el entorno del 'Camino de los cerezos' que quedarán soterrados, además de ejecutarse otro colector a lo largo del nuevo vial.

Dentro del desbroce, el Ayuntamiento ha retirado ejemplares de árboles sin valor paisajístico, pero el proyecto prevé respetar los cerezos y magnolios de gran porte que históricamente han caracterizado esa zona de la ciudad. Asimismo, desde el Servicio de Parques, Jardines y Zonas Verdes se está estudiando la viabilidad de trasplantar dos robles de grandes dimensiones que se encuentran en el trazado del futuro vial central.

EL NUEVO PARQUE

Tras el final de las sucesivas fases de intervención la ciudad, y específicamente los vecinos de Txantrea, tendrán un nuevo parque de 100.000 m2 (casi un kilómetro de largo y 100 metros de ancho) y una nueva urbanización que facilitará el acceso y se integrará en ese mismo espacio.

El parque apuesta por la naturalización del espacio y la reducción de costes de mantenimiento mediante el diseño de una serie de praderas multifuncionales conectadas por caminos, desde la zona del puente de la Magdalena hasta la pequeña loma en el límite con Burlada al este. En este límite se naturalizará la regata Iturriapuria, hoy encauzada, de forma que se obtenga una orilla regenerada y con vegetación de ribera. Al sur se ubicarán las huertas para escolares y de gestión comunitaria, albercas para riego o zonas para el compostaje.

En el trazado del parque, en el entorno del paseo se instalarán zonas de juego, tanto intergeneracionales como infantiles, así como un espacio destinado a parkour con zona de skatepark. Esos núcleos contarán con zonas de estancia y, dentro del parque, habrá dos ZEC (Zonas de Esparcimiento Canino).

Al norte las praderas quedan limitadas por la trama urbana ya consolidada a la que se añadirá un cambio en la urbanización con una calle de baja velocidad integrada en el propio parque y dotada con un carril bici que discurrirá paralelo a la calzada y estará separado por una franja verde de dos metros de anchura.

Para hacer posible esta calle se reducirá el tamaño de la rotonda propuesta en el oeste de la calle y se reubicará más al norte para ralentizar los accesos y minimizar la afección a la zona del parque de Irubide. Se intervendrá en ambos lados del trazado para dejar al mismo nivel el pavimento de la plaza de la iglesia de Santiago y el de la plaza principal de la nueva urbanización.

Para leer más