17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 28 de julio de 2019

    La respuesta fisiológica de ciclistas de élite no varía si usan platos ovalados o redondos, según una tesis

    La respuesta fisiológica de ciclistas de élite no varía si usan platos ovalados o redondos, según una tesis
    Iban Latasa Zudaire, nuevo doctor por la UPNA.UPNA - ARCHIVO

    PAMPLONA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El pedaleo en platos ovalados de bicicletas "no influye significativamente en la respuesta fisiológica de los ciclistas de élite en comparación con los platos convencionales redondos". Así lo constata una investigación del ingeniero de telecomunicación Iban Latasa Zudaire (Pamplona, 1978), con la que se ha doctorado en la Universidad Pública de Navarra (UPNA).

    En su trabajo, ha analizado un tipo de señales biomédicas producidas por los músculos durante pruebas de esfuerzo a las que fueron sometidos estos deportistas de forma incremental hasta el agotamiento.

    Iban Latasa explica que "la fatiga muscular tiene múltiples definiciones, pero indudablemente su principal misión es la protección, ya que avisa al organismo sobre la debilidad en las reservas energéticas o de que empieza a aparecer una incapacidad funcional". "Este signo o síndrome tan frecuente se presenta con mayor énfasis en el deportista. Dentro de los deportes, es mucho más evidente y fácil de evaluar y diagnosticar en aquellos individuales como el ciclismo", apunta.

    Para comprender los patrones de activación de dichos tejidos corporales, se utiliza una técnica: la electromiografía o EMG, que registra la actividad eléctrica producida por los músculos esqueléticos. "Esta señal biomédica proporciona información sobre el estado fisiológico de los músculos y de los nervios que los activan y también permite localizar lesiones", añade.

    Cuando el electromiograma se obtiene a través de electrodos superficiales (llamados así al estar colocados en la superficie de la piel sobre el músculo y, por lo tanto, no son invasivos), se habla de electromiografía de superficie o sEMG. "Se trata de una técnica adecuada para comprender los patrones de activación musculares y, en particular, durante el pedaleo y la aparición de fatiga muscular en el ciclismo de élite", apunta el investigador, cuya tesis doctoral, calificada con sobresaliente "cum laude", ha sido dirigida por Javier Rodríguez Falces y Javier Navallas Irujo, profesores del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Electrónica y de Comunicación de la UPNA, y Alfredo Córdova Martínez, docente en el campus de Soria de la Universidad de Valladolid.

    En este sentido, la posibilidad de obtener, a partir de una única prueba de esfuerzo, datos tanto de los umbrales metabólicos de fatiga y de los parámetros respiratorios como de los basados en la electromiografía de superficie es "un elemento importante en el ámbito del deporte de élite y, en particular, en el ciclismo", según Iban Latasa.

    PRUEBAS DE ESFUERZO EN CICLISTAS

    Por ello, el investigador realizó pruebas de esfuerzo máximas en ciclistas profesionales, que le permitió obtener y medir parámetros como la frecuencia cardiaca, los valores de lactato en sangre o el consumo máximo de oxígeno, entre otros.

    "En las últimas décadas, se ha dedicado un gran esfuerzo investigador a identificar umbrales de cargas de trabajo que permitan distinguir el inicio de la fatiga crítica durante test incrementales, en los que la velocidad aumenta progresivamente. En función de la variable de medida utilizada, existen distintos umbrales de fatiga reconocidos, como los metabólicos -punto de acumulación de lactato en sangre- y ventilatorios -umbral ventilatorio aeróbico y punto de compensación respiratoria-. Sin embargo, a medida que la intensidad del ejercicio aumenta, la fatiga no sólo está relacionada con el sistema cardiorrespiratorio, sino también con el sistema neuromuscular. La fatiga neuromuscular puede ser identificada a partir de la medida de electromiografía superficial y sus variaciones en el tiempo", apunta.

    Existe un umbral de fatiga neuromuscular basado en la actividad de la electromiografía y definido como la capacidad física de trabajo en el umbral de fatiga (PWCFT, por sus siglas en inglés). Se obtiene a través de un test específico en un cicloergómetro, que consiste en un instrumento específico calibrado para medir la capacidad de trabajo y que es similar a una bicicleta sobre la que se pedalea. "La aplicación del método PWCFT, incrementando la pedalada cada minuto, podría llevar a una sobreestimación del umbral de fatiga neuromuscular. Sin embargo, en la tesis se propone un nuevo método para el cálculo de los umbrales de fatiga neuromusculares", concluye el investigador.

    Iban Latasa cursó sucesivamente en la UPNA Ingeniería de Telecomunicación y el Máster en Ingeniería Biomédica. Profesionalmente, trabajó inicialmente como investigador en la institución académica para, posteriormente, ejercer como ingeniero de I+D en las empresas navarra Ingeniería Lator, das-Nano e IED Electronics, donde se encuentra en la actualidad.

    El nuevo doctor es coautor de seis artículos de investigación publicados en revistas científicas (dos de ellos, como primer autor) y ha participado en dos congresos de su especialidad, con otras tantas comunicaciones. Además, es autor de la patente de un espirógrafo para el diagnóstico del asma.

    Para leer más