21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 25 de septiembre de 2009

    Sanz insiste en que CDN ha puesto en cuestión el pacto de Gobierno y Burguete espera que no sea una "excusa" para romper

    UPN mantiene el plazo de una semana para que los convergentes reconsideren su posición ante la reforma de la ley del vascuence

    PAMPLONA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, insistió hoy en que CDN ha puesto en cuestión el pacto de Gobierno que suscribió con UPN al inicio de la legislatura después de que los convergentes se abstuvieran ayer en el Parlamento en la votación de la modificación de la ley del vascuence, mientras que su socio de Gobierno, UPN, votó en contra.

    Por su parte, el presidente de CDN, José Andrés Burguete, defendió hoy que su partido "no ha vulnerado el pacto" y valoró que "CDN no se merece un órdago como el que Sanz nos echó ayer". Por ello, afirmó que espera que la posición tomada por Sanz "no sea una excusa para sacar al CDN del Gobierno de Navarra". "Si esa es una propuesta que quiere hacer el presidente del Gobierno foral o UPN lo que tienen que hacer es decirlo clara y abiertamente", sentenció.

    Minutos antes del pleno en el Parlamento de Navarra, Sanz se reafirmo en su decisión de dar un plazo de una semana al CDN para que reconsidere su posición y evitar así la ruptura del pacto de Gobierno. Aun así, apuntó que "esto no es una cuestión de plazos, sino de voluntad". "No hay que dramatizar el asunto; las cosas son como son y no como nos gustaría que fueran", añadió Sanz.

    En cuanto al posible incumplimiento del acuerdo por parte de CDN, el presidente Sanz aseguró que "más claro no se puede ser" si se tiene en cuenta "la lectura literal del pacto", en la que "no caben las interpretaciones".

    En este sentido, argumentó que el acuerdo afirma que los partidos integrantes del Gobierno "no pueden aceptar ningún planteamiento tendente a modificar la Ley Foral del Vascuence, como otros puntos nucleares de la ideología, objetivos y del proyecto que sustenta al Gobierno de Navarra".

    Entre estas cuestiones, se refirió al Amejoramiento, "que no puede ponerse en cuestión por ninguno de los partidos miembros del Ejecutivo". "Otorgar la capacidad de iniciativa al Parlamento es poner en cuestión el pacto, porque entonces no hablamos de Amejoramiento, sino de cualquier estatuto de cualquier comunidad", concluyó.

    REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE SEGUIMIENTO

    Para Burguete la situación es "difícil y complicada" para los dos partidos, por lo que solicitó la reunión de la comisión de seguimiento del pacto "para buscar las fórmulas de encuentro que superen esta situación". Además, indicó que la Ejecutiva de CDN se reunirá el próximo lunes por la tarde.

    El presidente de CDN insistió en que su partido "no puede aceptar de ninguna manera que se hable de un incumplimiento del acuerdo entre UPN y CDN". Según expuso, "en el pacto de 2003-2007, vigente para esta legislatura, se señala que se promoverá la implantación de los modelos que permitan la enseñanza del euskera, proponiendo y apoyando las iniciativas legales que fueran necesarias para ello".

    Por otro lado, Burguete defendió que CDN tienen "un acreditado ejercicio de responsabilidad, de lealtad y de cumplimiento de los acuerdos firmados con UPN, no sólo en esta legislatura ni en la pasada". A este respecto, recordó que en los años 2002-2003 UPN y CDN fueron socios de Gobierno, "a pesar de que la suma de votos no era suficiente para poder mantener la estabilidad y aprobar los Presupuestos".

    En cuanto a la reforma del Amejoramiento, Burguete recordó que los planteamientos de CDN son "una continuidad a lo que planteamos en la legislatura pasada, que no causó ningún problema". Por ello, valoró que "el comportamiento de UPN podría estar muy relacionado con el peso que CDN tiene en cada momento". "Ahora, que nuestro peso es menor, parece que quiere haber una limitación de nuestra capacidad de maniobra", aseguró.

    Por último, Burguete insistió en que el Gobierno foral "tiene que aceptar que CDN no es UPN". "Formamos un Gobierno de coalición, con dos posiciones diferentes en algunas materias y los regionalistas deben aceptar esa pluralidad", sentenció. Si no es así, "hay un problema evidente de interpretación por parte de UPN en la relación con CDN", añadió.