29 de noviembre de 2020
26 de agosto de 2018

SIGAUS recogió 5.338 toneladas de aceites usados en cerca de 1.300 establecimientos navarros durante 2017

SIGAUS recogió 5.338 toneladas de aceites usados en cerca de 1.300 establecimientos navarros durante 2017
SIGAUS

PAMPLONA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

SIGAUS, el Sistema encargado de gestionar los aceites usados en España, recogió en Navarra el año pasado una cantidad bruta de 5.338 toneladas de este producto, cerca de la mitad (44%) procedente del sector industrial. Las recogidas se realizaron en 1.287 establecimientos de 154 municipios navarros.

En el entorno rural, se recogieron aceites usados en 120 municipios, que suponen el 78% de los municipios totales donde se fue a recoger, y en ellos se recuperaron 1.133 toneladas de residuo, que representan el 21% del total recuperado.

SIGAU ha destacado en un comunicado que este residuo "bien gestionado ofrece importantes beneficios ambientales, haciendo posible el ahorro de materias primas, energía y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero". "Las buenas prácticas de los establecimientos que generan aceites usados hace posible que el residuo, una vez limpio de impropios, sea 100% aprovechado, ya sea como nuevas bases lubricantes o como combustible para uso industrial", ha resaltado.

La cantidad neta finalmente gestionada y valorizada por parte de SIGAUS en Navarra fue de 2.881 toneladas, de las que el 73% (2.105 toneladas), se destinó a regeneración, un tratamiento prioritario en la gestión de los aceites usados que permite extraer aceites base utilizados en la fabricación de nuevos lubricantes. La cantidad destinada a este tratamiento permitió devolver al mercado 1.402 toneladas de lubricantes, una cantidad que podría servir para el llenado del cárter de 346.000 turismos, lo que equivale a más del total del parque móvil de turismos de Navarra.

En términos medioambientales, este tratamiento de los aceites usados hizo posible evitar la emisión a la atmósfera de 6.316 toneladas de CO2, ha subrayado.

Los aceites usados que no fueron aptos para ser regenerados se trataron para su posterior valorización energética. El producto resultante es un combustible de uso industrial utilizado en centrales térmicas de generación eléctrica, cementeras, papeleras, equipos marinos, etc., "evitando con ello la utilización de otros combustibles tradicionales como el fuel óleo". A este tratamiento se destinaron el pasado año 776 t "que permitieron la generación de una energía equivalente a 8 GWh, como la consumida por el movimiento de todos los trenes del Metro de Madrid durante una semana".