28 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

Las Unidades de Barrio de Pamplona han incrementado un 17% las altas de nuevos usuarios entre marzo y octubre

PAMPLONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las Unidades de Barrio del Ayuntamiento de Pamplona han incrementado un 17% las altas de nuevas personas usuarias en el sistema de servicios sociales entre marzo y octubre de este año en comparación con el mismo periodo del año pasado, lo que indica el aumento de la demanda como consecuencia de la crisis causada por la COVID-19.

Además, en la comparativa entre los dos periodos, se observa que la demanda de atenciones personales en los centros han aumentado un 11%. Estos datos han sido facilitados este martes, en la Comisión de Asuntos Ciudadanos, por la concejala delegada de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte, María Caballero, quien ha explicado que a pesar de la subida de personas demandantes, un 80% de los 101 profesionales que trabajan en las unidades de barrio están atendiendo en los plazos marcados por la cartera de servicios de dos semanas.

Entre marzo y octubre de 2019 se dieron de alta 2.207 nuevas personas usuarias en total en las 13 unidades de barrio de la ciudad ubicadas en Buztintxuri, Casco Antiguo, Ensanche, Ermitagaña, Etxabakoitz, Iturrama, Lezkairu, Mendillorri, Milagrosa, Rochapea, San Jorge, San Juan y Txantrea. Un año después, tras la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 que ha conllevado el empeoramiento de la situación económica de numerosas familias, las personas que se han acercado por primera vez a las unidades de barrio en esos ocho meses han sido 2.576.

CASCO ANTIGUO, SAN JUAN Y ROCHAPEA

Por unidades de barrio, las que mayor incremento de apertura de expedientes han tenido han sido Casco Antiguo con un 43%, al pasar de 134 a 192, San Juan con un 38% pues ha subido de 205 a 283 personas nuevas usuarias y Rochapea con el 33% al aumentar de 296 a 394. El resto de centros oscilan la mayoría con incrementos entre el 6 y el 29% (6 de ellos). En cifras negativas se sitúan Ensanche, que baja un 7%, Iturrama con el 3% y Milagrosa-Lezkairu con el 1% (unidades de barrio que muestran los datos de la comparativa junta al estar estructuradas de esa forma en un principio).

En la Comisión de Asuntos Ciudadanos también se han mostrado los datos de la demanda de atención personalizada que se ha atendido a través de citas. Estas cifras señalan que con el nuevo modelo de atención primaria implantado en Pamplona por el Ayuntamiento se han pasado de las 5.177 citas entre marzo y octubre de 2019 a las 5.730 de este año (aumento de un 11%).

Este aumento de demanda se ha producido en 7 unidades de barrio, destacando la de Casco Antiguo con un 58% (pasa de 311 a 492), seguida de San Juan con el 35% (de 380 a 512) y Milagrosa-Lezkairu con el 29% (de 752 a 967). También ha aumentado la demanda en Ensanche (15%), San Jorge (10%), Ermitagaña (9%) e Iturrama (8%). Se ha mantenido igual en Buztintxuri y Mendillorri y ha bajado en Rochapea y Txantrea (un 4% en cada una) y Etxabakoitz (20%).

AUMENTAN UN 9% LAS INTERVENCIONES TRAS LA CRISIS SANITARIA

Además de los expedientes abiertos con nuevas personas usuarias, otro de los indicadores presentados en comisión que muestra el volumen de trabajo en las unidades de barrio es la cantidad de expedientes que han sido objeto de intervención. Es decir, que han tenido un "movimiento" durante ese periodo de tiempo, independientemente de que se hayan abierto en ese intervalo o estuvieran en las unidades de barrio con anterioridad. Esa comparativa da un aumento del 9% ya que el año pasado fueron en los ocho meses 11.592 y este han sido 12.659.

Las unidades de barrio con mayor aumento son Ensanche con el 18% (de 821 a 969), Etxabakoitz con el 16% (de 490 a 596) y Ermitagaña con el 14% (de 555 a 635). El resto se sitúa entre el 6 y el 11%, salvo San Jorge que se mantiene igual y Mendillorri que baja el 1,5%. Donde más expediente se trabajan son las unidades de Milagrosa-Lezkairu que este octubre ha llegado a 2.110, Rochapea con 2.093, Txantrea con 1.392 y San Juan con 1.012. El resto se encuentra entre 950 y 532.

PROFESIONALES

Todas estas atenciones son realizadas por los 101 profesionales con contratos en las unidades de barrio, que de acuerdo a la nueva organización, se han establecido en grupos estables en cada una de ellas tras las nuevas contrataciones realizadas. De ellos, casi el 80% atienden en menos de dos semanas, cumpliendo con los plazos que marca la cartera de servicios en los cuatro programas que ofrece el Ayuntamiento. Ese tiempo es superado en la agenda de 9 profesionales del programa de acogida, 5 de incorporación, 4 profesionales de infancia y 3 del programa de autonomía.

Por unidades de barrio, siete están atendiendo con una media de espera inferior a las dos semanas: San Juan, Iturrama, Buztintxuri, Mendillorri, Etxabakoitz, Ensanche y Ermitagaña. Sin embargo, hay unidades de barrio que superan el plazo de 4 semanas de espera en algunos de sus programas: Milagrosa-Lezkairu, Rochapea, Casco Antiguo, Txantrea y San Jorge.

Para leer más