24 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

UPN y PSN aprueban los Presupuestos de Pamplona para 2010 con la abstención del PP y el rechazo de NaBai y ANV

Las cuentas municipales ascienden a 258 millones de euros, incluyendo los seis millones incorporados a través de enmiendas por el PSN

PAMPLONA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Pamplona aprobó hoy los Presupuestos municipales para el año 2010 con el apoyo de UPN y PSN, la abstención de la única edil del PP y el rechazo de los concejales de Nafarroa Bai y ANV (ahora no adscritos).

Las cuentas municipales ascienden a 258 millones de euros, incluyendo los seis millones de euros incorporados esta mañana en el debate en pleno a través de enmiendas propuestas por el grupo socialista. Al proyecto para el año que viene se suman las inversiones de la segunda partida del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, 17 millones de euros.

UPN y PSN han pactado por tercer año consecutivo los Presupuestos para Pamplona. La edil del PP, Cristina Sanz, explicó en el pleno que se mostraba de acuerdo con el proyecto elaborado por el equipo de Gobierno, pero no con las enmiendas presentadas por el PSN, por lo que se abstendría en la votación, a pesar de que anunció que apoyaría las cuentas municipales si se congelaban las tasas para el próximo año en Pamplona.

El presupuesto aprobado hoy contempla un gasto de 258 millones de euros, un 0,9 por ciento más que en el ejercicio anterior, de los que 79 millones irán destinados a inversión. Según explicó la concejal de Comercio y Hacienda Local, Ana Pineda, el gasto corriente ha aumentado un 1,73 por ciento, unos 3 millones de euros, respecto al pasado año, gracias al Plan de Inversiones Locales puesto en marcha por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que ha aportado a las arcas pamplonesas más de 4 millones de euros durante 2009.

Asimismo, expuso, las inversiones decrecen un 1,83 por ciento en comparación con las cuentas del pasado año, lo que supone unos 1,4 millones de euros menos. En total, el PSN ha presentado 51 enmiendas a las cuentas municipales, de las que dos no contaron con el apoyo de UPN, las relativas al Nafarroa Oinez y al Plan Comunitario, que, sin embargo, sí salieron adelante.

La concejal Ana Pineda defendió durante su turno de intervención en el pleno municipal que gracias al PSN y UPN Pamplona "contará con presupuesto para el año 2010" y destacó que el equipo de Gobierno "ha tenido rigor y empeño en ajustar al máximo los ingresos, para no crear un déficit por encima del previsible".

Según señaló Pineda, las "claves" de las cuentas municipales son el "gasto social, la inversión productiva y la rehabilitación de viviendas", y destacó que UPN se ha basado "en el rigor y la austeridad" para establecer las inversiones.

La concejal de Comercio y Hacienda Local puso de relieve que los presupuestos para 2010 "apoyan a las personas que más están padeciendo la crisis", como demuestra, en su opinión, que el mayor incremento presupuestario se haya dado a "los servicios sociales".

CRÍTICAS DE NABAI

Por su parte, Iñaki Cabasés, edil de NaBai, criticó que las cuentas aprobadas por UPN y PSN "no reflejan la pluralidad de la sociedad" y lamentó que como consecuencia de la "debilidad ideológica" de los socialistas a UPN "les sale baratísimo sacar adelante los presupuestos".

Según explicó, NaBai ha presentado un total de 63 enmiendas parciales al proyecto de Presupuestos para "corregir lo que han hecho mal los regionalistas" y propuso un aumento del 2,5 por ciento del gasto en el proyecto de Presupuestos municipales para 2010, con el fin de "reforzar la actividad económica desde el sector público, al menos de manera similar a lo presentado en el Presupuesto de Navarra".

Nafarroa Bai votó a favor de la enmienda a la totalidad presentada por ANV, ya que, la portavoz del grupo municipal socialista, Maite Esporrín, adelantó que votarían en contra de todas las enmiendas de la coalición nacionalista, aunque con algunas "estamos de acuerdo", como parte del acuerdo suscrito con UPN para sacar adelante las cuentas municipales.

Maite Esporrín defendió que gracias a las enmiendas presentadas por el PSN "ha mejorado el presupuesto para 2010" y recalcó que el destino de las mismas "es fundamentalmente social y cultural". Según

Entre algunas de las enmiendas más significativas, Esporrín se refirió a los 200.000 euros destinados a empleo social, 50.000 euros al Servicio de Atención Domiciliaria, 400.000 euros para la rehabilitación de viviendas del Grupo Urdánoz y del Soto de Lezcairu, 1,5 millones para apartamentos tutelados de Buztintxuri, 900.000 euros para la eliminación de barreras arquitectónicas de Echavacoiz, y 80.000 euros para mejorar la rampa de acceso a la Ciudadela por la Vuelta del Castillo.

Según la portavoz socialista, las enmiendas presentadas por su grupo son "ambiciosas, muy variadas, dirigidas a amplios sectores de la sociedad y especialmente enfocadas a resolver problemas sociales", y recalcó que "ha sido costoso llegar a un acuerdo con el equipo de Gobierno". No obstante, aseguró que "ha merecido la pena" y "nos sentimos satisfechos del pacto conseguido".

RECHAZO DE ANV Y ABSTENCIÓN DEL PPN

La concejal no adscrita Mariné Pueyo (ANV) criticó en todo momento el proyecto de presupuestos acordado entre UPN y PSN, ya que, a su juicio, "niega la participación" y "no son unas cuentas participativas". Añadió que las enmiendas presentadas por los socialistas son "escuálidas" y lamentó el "recorte" de las partidas destinadas al euskera, bibliotecas y educación.

Finalmente, la única edil del PP en el Consistorio pamplonés, Cristina Sanz, justificó su abstención en la aprobación en las cuentas al considerar que con la incorporación de las enmiendas socialistas "se ha pasado de unas cuentas restrictivas a unos presupuestos que aumentan más de un 1 por ciento el gasto".

En opinión de Sanz, las enmiendas parciales presentadas por el PSN "han cambiado el sentido de los presupuestos" y aseguró que "han dejado de ser unas cuentas adecuadas al momento que vivimos y a la realidad social existente por la crisis económica".