21 de enero de 2020
15 de diciembre de 2019

La UPNA y la Federación de Ikastolas de Navarra desarrollan una iniciativa de investigación y educación ambiental

La UPNA y la Federación de Ikastolas de Navarra desarrollan una iniciativa de investigación y educación ambiental
Iñigo Virto, investigador de la UPNA, durante una salida de campo con estudiantes de la Ikastola Garcés de los Fayos de Tafalla - UPNA

PAMPLONA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Ikastolas de Navarra-Nafarroako Ikastolen Elkartea (NIE) y la Universidad Pública de Navarra (UPNA) han desarrollado un proyecto de investigación y educación ambiental basado en la red de bosques Oinez Basoa, creada en toda la geografía de la Comunidad foral con motivo de la celebración de distintas ediciones del Nafarroa Oinez.

Esta iniciativa ha incluido un proyecto de ciencia ciudadana, por el que alumnado, profesorado y familias han identificado distintas especies vegetales e introducido sus nombres comunes en diferentes lenguas. Además, se ha realizado un estudio de investigación participativa, a cargo de docentes de diferentes áreas de la UPNA (edafología, ecología y botánica) y de profesores de la ikastola Garcés de los Fayos de Tafalla y del resto de la red de ikastolas de NIE, para evaluar los servicios ecosistémicos que prestan los bosques y para integrar este tipo de contenidos en la docencia.

Este proyecto, denominado 'Oinez Basoa: una herramienta para la participación, la investigación y la educación ambiental' y dirigido por Iñigo Virto Quecedo, profesor del Departamento de Ciencias e investigador del Instituto IS-FOOD de la UPNA, obtuvo financiación del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra dentro de la primera convocatoria para proyectos de investigación en centros escolares (2018), ha explicado en una nota la UPNA.

La Federación Navarra de Ikastolas, tras analizar el impacto medioambiental que producía la celebración del Nafarroa Oinez, consideró fundamental planificar la protección del territorio. Con el objetivo de minimizar la posible huella ecológica de la fiesta, se puso en marcha en 2008 el proyecto Oinez Basoa, que fomenta la recuperación de los bosques y la plantación de árboles en lugares señalados cada año. Dicha red de bosques Oinez Basoa cuenta en la actualidad con nueve diferentes (en Lesaka, Arbizu, Tafalla, dos en Tudela, Baztán, Sangüesa, Andosilla y Alsasua), donde, en estos once años, se han plantado más de 35.000 árboles.

Partiendo de la idea primigenia de la plantación de bosques, NIE ha ido desarrollando el proyecto en función de los recursos que ofrecía el entorno próximo a cada uno de ellos. De hecho, diversas acciones paralelas han incrementado el valor de la iniciativa, como la emprendida con la UPNA. Este proyecto ha supuesto la continuación de los realizados previamente para la evaluación de los árboles plantados en el Monte Plano de Tafalla, tras la celebración de las ediciones del Nafarroa Oinez de 2011 (organizado en la ciudad del Cidacos por la Ikastola Garcés de Los Fayos) y de 2012 (del que se ocupó la Ikastola San Fermín de Cizur Menor).

"La particularidad de este bosque de Tafalla ha permitido realizar, desde entonces, varios estudios de investigación encaminados a evaluar sus consecuencias en la compensación de emisiones contaminantes, y otros beneficios ambientales, poniendo en especial valor el recurso suelo, un elemento medioambiental especialmente vulnerable y poco considerado en la educación obligatoria", señala el investigador Iñigo Virto.

El proyecto se ha dividido en dos grupos de acciones. Por un lado, se ha realizado un proyecto de identificación de especies vegetales dentro de la aplicación digital Natusfera, que permite registrar y compartir datos sobre biodiversidad, lo que ha implicado también actividades de formación para incentivar el uso de esta aplicación en la red de bosques Oinez Basoa por parte de docentes, estudiantes y resto de la comunidad educativa. De hecho, se ha creado una base de referencia para efectuar comparaciones y seguimientos entre la propia red de los Oinez Basoa y otras iniciativas de la plataforma Natusfera.

Por otro lado, se han elaborado materiales educativos para 3.º y 4.º curso de ESO a partir de los estudios de suelo y otros indicadores de los servicios ecosistémicos prestados por el Oinez Basoa de Tafalla. Esta propuesta didáctica contiene una secuencia que combina actividades de aula (incluyendo trabajo cooperativo) y de campo, que permiten acercar, en la asignatura Biología y Geología, los contenidos específicos a la realidad del entorno del alumnado, siempre en el ámbito del Oinez Basoa.

Entre otras, se ha puesto en marcha la práctica de las bolsas de té, una metodología sencilla, pero de desarrollo global, que permite, de un lado, obtener datos cuantitativos de la biodegradación y estabilización de materiales orgánicos en estos bosques en comparación con parcelas cultivadas y bosques adyacentes y, de otro, familiarizar a docentes y alumnado con la utilidad de esta técnica.

Además de los materiales docentes generados y de las herramientas de campo preparadas para su ejecución, los resultados de la primera puesta en marcha de esta experiencia se han publicado en una revista científica sobre el estudio del suelo.

En esta experiencia han participado los investigadores del Departamento de Ciencias de la UPNA (varios de ellos, integrantes del Grupo Gestión y Manejo Sostenible de Suelos) Rodrigo Antón Sobejano, Alberto Enrique Martín, Isabel de Soto García, Iñaki González Tejedor, Bosco Imbert Rodríguez y Javier Peralta de Andrés, además del citado Iñigo Virto. Por parte de NIE, han tomado parte Irene López-Goñi, responsable de Pedagogía, y Marta Igoa, además del profesorado de la Ikastola Garcés de los Fayos, entre ellos, Isabel Arias, Unai Martinez y Maite Fernández.

Para leer más