21 de febrero de 2020
25 de enero de 2020

Fermín Bocos.- Sánchez paga las deudas de Iglesias

MADRID, 25 Ene. (OTR/PRESS) -

Lo peor de lo que está pasando en la vida política española es que nos estamos acostumbrando a los reiterados cambios de opinión del presidente del Gobierno. Tiene una mente proteica. En términos coloquiales podría decirse que la palabra del señor Sánchez está en vigor el tiempo que necesita para cambiarla en función de sus intereses. Hace un año reconoció a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela (interino), pero este fin de semana que el joven político estará en Madrid ha decidido que no le recibirá pese a que el Reino de España al igual que los demás países de la Unión Europea le reconocen como Jefe de Estado interino del país caribeño.

Sánchez esta dónde está porque el PSOE se asoció con Podemos y tiene de vicepresidente del Gobierno a Pablo Iglesias un político que proclama sin rubor su apoyo al régimen de Nicolás Maduro.

El pasado ofrece luz sobre el presente. Antes de que Podemos formalizara su presencia en la vida española como partido político, el núcleo de sus promotores recibió a través de una fundación apoyo económico sustancioso del gobierno venezolano presidido entonces por Hugo Chavez. El asunto fue investigado y llegó a los tribunales españoles pero no prosperó porque Podemos como tal no era todavía un partido político y por lo tanto ahora no podía ser imputado en relación con la ley que considera delito que un partido político español reciba dinero de un país extranjero. De aquél rescoldo éste fuego. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, reconoce a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela pero Pablo Iglesias, su vicepresidente, le reduce a "líder de la oposición". Aún así, Sánchez no tendría que ignorar a Guaidó -porque es tanto como ignorar a los millones de venezolanos que luchan por la libertad- y podría recibirle en La Moncloa. Al no hacerlo nos obliga a mirar hacia a su vicepresidente. Estamos ante un episodio que causa bochorno. Basta con pensar en las decenas de miles de exiliados venezolanos a los que Guaidó representa y que han llegado a España huyendo de la dictadura chavista. Iglesias paga sus deudas pero Sánchez que es el presidente del Gobierno de todos los españoles -no sólo de los votantes de Podemos- no debería dejarse arrastrar por quien defiende a un régimen autoritario y se burla de la que hasta hace dos semanas, hasta la formación del nuevo Ejecutivo de coalición, era la posición oficial del Reino de España en relación con el régimen de Nicolás Maduro. Está claro que Sánchez paga las deudas de Iglesias.

...

[Mensaje recortado] Ver todo el mensaje

Contador

Lo más leído