15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 15 de noviembre de 2019

    Escaño cero.- Nos han tomado el pelo

    MADRID, 15 Nov. (OTR/PRESS) -

    Es que no aprendo o sea que por mas que me lo propongo termino siempre tropezando con la misma piedra. Y es que yo creí a Pedro Sánchez cuando meses atrás aseguró que el pacto con Unidas Podemos era imposible porque era mucho lo que les separaba. Y le creí cuando afirmó con solemnidad que no dormiría tranquilo(ni tampoco el 95 por ciento de los españoles) si Pablo Iglesias formara parte de su Gobierno. Y no solo eso porque además durante la campaña aseguró que el modelo de Unidas Podemos conducía a la cartilla de racionamiento.

    En base a esas afirmaciones convocó elecciones y durante la campaña tanto él como sus ministros y demás dirigentes del PSOE repitieron hasta la saciedad que no contemplaban un gobierno de coalición con Unidas Podemos, que eso era agua pasada. Pero han firmado un pacto. El pacto de los perdedores. Porque ambos, Pedro y Pablo, han perdido las elecciones.

    No sé si es que a Pedro Sánchez le han regalado un buen cargamento de valium y por tanto ya no le preocupa pactar con Pablo Iglesias, puesto que con valium dormirá bien. O quizá es que sus convicciones son tan volátiles como el viento. Es decir su palabra y afirmaciones valen lo que valen, es decir el momento en que las dice, pero ni un segundo más.

    Así que probablemente tienen razón quienes venían afirmando que Pedro Sánchez convocó nuevas elecciones no por mantener unos principios sino porque estaba convencido de que obtendría más escaños. Como la jugada le ha salido rematadamente mal puesto que ha perdido ochocientos mil votos, tres escaños y casi una treintena de senadores, vuelve a dar un giro de ciento ochenta grados y ahora se da abrazos con Pablo Iglesias y está dispuesto a compartir con él la Moncloa.

    Y Pablo Iglesias por su parte, que tan despreciativo estuvo en abril cuando le parecía calderilla la oferta del PSOE, ahora parece satisfecho de lo que le ha ofrecido Pedro Sánchez. Eso sí, Pablo Iglesias es un político más coherente que Pedro Sánchez. Sabe lo que quiere.

    Desde luego el comunicado rubricado por ambos tiene la letra y la música de Unidas Podemos.

    O sea que tanto el señor Sánchez como el señor Iglesias nos han tomado el pelo. Nos han llevado a unas nuevas elecciones que han pagado con el dinero de los ciudadanos. Y en lo que se refiere a Pedro Sánchez se ha pasado meses descalificando a Iglesias y exacerbando los ánimos del personal y ahora aparece dándole abrazos como si fueran los más amigos del mundo y las desavenencias del pasado hubieran sido un juego de niños.

    Sí, nos han tomado el pelo y en concreto Pedro Sánchez nos ha engañado y me temo que lo peor está por venir. Claro que a lo mejor además de mandarnos a todos los ciudadanos esa temible cartilla de racionamiento de la que hablaba añade al paquete unas cuantas cajas de valium para que todos podamos dormir tan tranquilos como parece que va a poder dormir él.