26 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

Así funciona la IA del procesador de imagen P5 de cuarta generación de Philips

Así funciona la IA del procesador de imagen P5 de cuarta generación de Philips
Televisor Philips OLED 805 - PHILIPS - ARCHIVO

   ÁMSTERDAM (PAÍSES BAJOS), 22 Ene. (Portaltic/EP) -

Philips ha renovado su catálogo de televisores OLED para 2020 con dos nuevos modelos de gama media (OLED 805 y 855), presentados este martes en Ámsterdam, que la compañía ha dotado de un procesador de imagen P5 de cuarta generación que utiliza la Inteligencia Artificial (IA) para procesar y mejorar las imágenes.

   Según ha mostrado la compañía holandesa en un evento de prensa con motivo de su evento VIP Launch, el chip P5 lleva a cabo un proceso de tres pasos con el que mejora las imágenes que ve el usuario. El primero de ellos consiste en analizar el vídeo para obtener los parámetros de color, nitidez, ruido, contraste y movimiento.

   Posteriormente, el procesador de imagen hace uso de redes neuronales para analizar la escena y detectar cinco parámetros en ella: naturaleza, rostros, movimiento, escenas oscuras y otros, como por ejemplo animaciones. Cada uno de los elementos es procesado de manera distinta y, por último, la IA aplica los cambios en la imagen definitiva.

   Como novedad, los televisores OLED de Philips irán añadiendo durante la segunda mitad de 2020 una serie de nuevas funciones de imagen entre las que se encuentra un 'modo cineasta', por el que el televisor deja de utilizar tecnologías para mejorar la imagen, respetando las decisiones de los creadores del contenido.

   Anteriormente, directores de cine como Christopher Nolan y David Fincher habían liderado una propuesta dirigida a los fabricantes de televisores en la que reclamaban, a través de la UHD Alliance, que no modificasen los parámetros de imagen de sus películas con el uso, por ejemplo, de tecnologías de estabilización de movimiento activadas por defecto.

   Asimismo, la compañía holandesa trabaja también en nuevos modos para mejorar los contenidos de fuente, como un sistema de detección de logos y anuncios, sobre todo de televisión, que suaviza el brillo para los casos en que resulta excesivo, así como una tecnología de mapeado de contenidos FHD o 4K a 8K, eliminando el ruido resultante, aunque por el momento Philips no planea lanzar televisores 8K al mercado.