23 de febrero de 2020
21 de enero de 2020

Portégé X30-F: Dynabook llega a España con un producto equilibrado, pero sin separarse del 'sello Toshiba'

Portégé X30-F: Dynabook llega a España con un producto equilibrado, pero sin separarse del 'sello Toshiba'
Ordenador portátil Portégé X30-F - DYNABOOK - ARCHIVO

MADRID, 21 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

La antigua división de dispositivos de Toshiba, que recibe ahora el nombre de Dynabook -después de ser adquirida por Sharp-, lanzó en el segundo semestre de 2019 sus primeros portátiles bajo su nueva marca. Todo un reto para una compañía que quiere reconquistar al entorno profesional, centrando parte de su estrategia en que los usuarios no se olviden de que son "la antigua Toshiba".

Lo que sí han mantenido es la denominación de sus gamas profesionales de ordenadores portátiles: Tecra para el segmento medio y Portégé como gama alta. En Portaltic hemos podido probar uno de sus dispositivos estrella, el Portégé X30-F-14W, que resulta un producto muy equilibrado, con una gran potencia y un diseño ligero, que le permiten adaptarse a cualquier entorno laboral.

Esta versatilidad es uno de los principales reclamos de este portátil. Gracias a su peso, de poco más de un kilogramo (1,05 kg), y a sus prestaciones, al integrar los más recientes procesadores Intel Core de 8ª generación, una memoria de 32 GB DDR4 2400 MHz (y opcionalmente un SSD Intel Optane que acelera cualquier tarea) promete "llevar la oficina a cualquier lugar". Desde luego, el resultado en este sentido es satisfactorio.

El entorno profesional es un mercado muy competitivo y Dynabook va a tener que pelear en España con empresas muy afianzadas, como Lenovo o HP. Aquí puede resultar clave el músculo financiero de su empresa matriz, Foxconn -multinacional taiwanesa y mayor fabricante de componentes electrónicos del mundo-, que ya en 2016 integró en su organización a la japonesa Sharp, al hacerse con el 66 por ciento de las acciones.

PRUEBA DE RENDIMIENTO

Hemos puesto a prueba este portátil durante un mes, sometiéndolo al uso habitual en las tareas del día a día en una redacción. El peso es algo capital para un periodista, que tiene que cargar con el portátil en la mochila de evento en evento. También es clave la conexión, algo con lo que cumple de forma eficiente gracias a la integración del último estándar de conectividad inalámbrica WiFi 6 (802.11ax).

En estas jornadas de trabajo es imprescindible una buena gestión de la batería. En este sentido, la compañía promete una duración de más de 14 horas en un uso normal, aunque puede variar en función de las configuraciones y el tipo de tarea que se realice. En el tiempo que lo hemos puesto a prueba no hemos tenido problema en superar de forma holgada una jornada de trabajo fuera de la oficina.

Otra de las tareas a tener en cuenta es la edición de vídeo. Quizás una de las más exigentes para medir la potencia de un ordenador de estas características. El Portégé X30-F-14W responde correctamente a una alta carga de archivos pesados, aunque quizás la pega es que los ventiladores hacen demasiado ruido cuando tiene que procesar determinadas cargas.

La pantalla, por su parte, cumple con nota. Se trata de un panel Full HD antirreflectante -con retroiluminación LED y formato 16:9- que proporciona una visión nítida en diferentes escenarios de luminosidad. Sus 13,3 pulgadas se pueden quedar un poco cortas para la edición de vídeos con muchas capas, pero para el consumo de contenido audiovisual es perfecta.

UN PRECIO QUE NO ADMITE FALLOS

Este dispositivo de la gama 'premium' de Dynabook no da pie a posibles fallos. El Portégé X30-F-14W tiene un precio de 2.389 euros y en esa franja de precios los usuarios tienen muchas alternativas donde elegir. A primera vista, la compañía cumple con lo que se podría esperar de su primer gran lanzamiento bajo el paraguas de la nueva marca.

A lo anteriormente comentado hay que sumar un sistema de sonido solvente, con altavoces estéreo integrados, y un teclado en negro mate con teclas a tamaño completo con retroiluminación (resistente a salpicaduras de líquidos). En lo que respecta a la seguridad, integra un lector de huella dactilar en el TouchPad; cifrado avanzado (TPM 2.0 CC Certified) y ranura para candado Kensington.

Por último, el Portégé X30-F-14W llega bien surtido de puertos: dos conectores Thunderbolt 3 (USB 3.1 Tipo C de 2ª generación, hasta 10 Gbps) compatible con transferencia de datos, carga y vídeo; un USB 3.0 compatible con Sleep-and Charge; una salida de vídeo HDMI compatible con 4k2k/1080p; un conector para auriculares y micrófono externo; y una ranura para tarjeta Micro SD.

Por lo visto en los últimos meses y después de probar su primer dispositivo 'premium' en llegar al mercado, Dynabook aún necesita llevar la coletilla de "la antigua Toshiba". El tiempo dirá si la compañía será capaz de crear una imagen de marca potente en España, y es que en el segmento en el que compiten -profesional- eso es tan importante como los componentes que dan forma a sus productos, que pasan la prueba con buena nota.