23 de octubre de 2020
8 de marzo de 2019

Los vecinos de la 'calle de los instagramers' de París piden que se coloquen puertas para frenar la avalancha de visitas

Los vecinos de la 'calle de los instagramers' de París piden que se coloquen puertas para frenar la avalancha de visitas
INSTAGRAM / SABAHFAKHOURY

MADRID, 8 Mar. (EDIZIONES/Portaltic) -

La Rue Cremieux, ubicada en el centro de París, es actualmente uno de los emplazamientos más populares del mundo en las redes sociales. Gracias a sus viviendas bajas, con casas pintadas con colores pastel y su calzada peatonal adoquinada, esta calle aparece en más de 31.000 publicaciones en Instagram.

Debido a la avalancha de usuarios de redes sociales y de otros visitantes que quieren fotografiarse en la famosa calle parisina, los vecinos que residen en ella han reclamado al alcalde del duodécimo distrito de París que coloque vallas y puertas para restringir la entrada y preservar su intimidad, como recoge France Info.

Rue Cremieux se construyó a finales del siglo XIX como una calle destinada a obreros de la construcción, aunque originalmente tenía un aspecto más industrial, con edificios grises. Tras convertirse en una calle pública en 1969, los vecinos decidieron pintar las fachadas de las casas en la década de los noventa, a lo que la calle debe su particular aspecto, distinto al de sus alrededores en el centro de París.

En la actualidad, la calle recibe docenas de visitantes todos los días, una afluencia que de lunes a viernes no suele causar problemas, pero los vecinos aseguran que "en fines de semana llega a haber 200 personas bajo las ventanas", según ha asegurado Antonie, un residente de la popular calle, a France Info.

En Instagram, bajo el 'hashtag' #ruecremieux, pueden encontrarse más de 31.000 imágenes de personas que se fotografían en la calle, a menudo en las entradas de las viviendas. El canal Rue Cremieux muestra incluso a varios usuarios que hacen yoga en los portales de las casas, algo por lo que los propietarios de las viviendas se han llegado a ver obligados a colocar cintas para evitar el paso de los curiosos.

Además de quienes acuden para solamente fotografiar la calle, las redes y recogen también cómo las personas también hacen allí otras actividades como sesiones de fotos de boda, graban videoclips musicales e incluso celebran despedidas de soltero, aumentando el ruido y las molestias para los vecinos.

Por su parte, el ayuntamiento del 12 distrito parisino ha asegurado que buscará una solución para la situación de la Rue Cremiuex antes del verano, aunque han adelantado que restringir el acceso a una calle pública "no es fácil", como ha asegurado un portavoz a la cadena francesa.

Para leer más