22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • 13 de diciembre de 2019

    T-Systems presenta su nueva solución de gestión de multicloud y cloud híbrida

    T-Systems presenta su nueva solución de gestión de multicloud y cloud híbrida
    Nueva solución de gestión de multicloud y cloud híbrida - T-SYSTEMS

    MADRID, 13 Dic. (Portaltic/EP) -

    T-Systems, filial de servicios digitales de Deutsche Telekom, ha lanzado una nueva solución que simplifica la gestión de entornos de 'cloud' complejos. La herramienta, 'Multi & Hybrid Cloud Management', permite a los clientes administrar los sistemas de cloud públicos y privados según sus necesidades, a la vez que se benefician de las ventajas de los servicios en la nube de AWS, Google o Microsoft Azure.

    Los directores de sistemas de información (CIO, por sus siglas en inglés) se enfrentan al reto de ofrecer la mejor solución posible a sus usuarios en lo que respecta a la gestión de la nube. Una situación que está condicionada por la decisión de muchas compañías de aportar por una combinación de nubes públicas y privadas de diferentes proveedores, usando sistemas heredados que se han quedado obsoletos.

    "Nuestro objetivo es amplificar el 'cloud' desarrollando soluciones para crear un entorno unificado, ayudando al CIO a conocer desde los costes de las plataformas que utilice hasta el rendimiento y uso que se hace de cada una de ellas en tiempo real. El objetivo es permitirle hacer un uso optimizado de todas las opciones del mercado, ampliando los beneficios al poder combinar soluciones tan potentes como Azure, AWS o Google Cloud en un mismo entorno", explica David Mañas, director de Cloud e Infraestructuras de T-Systems Iberia.

    MAYOR FLEXIBILIDAD Y EFICIENCIA

    La solución 'Multi & Hybrid Cloud Management' (MHCM) no cuenta con capas de abstracción y proporciona a las empresas una mayor flexibilidad y eficiencia. Asimismo, mejora la gestión de los sistemas 'cloud', indicando los costes de funcionamiento de todas las plataformas utilizadas por la empresa en una misma interfaz, al tiempo que garantiza el cumplimiento de los derechos de acceso y normas de seguridad aplicables en cada caso, tal y como explica la empresa en un comunicado.

    Dentro de esta solución, T-Systems ha incluido la funcionalidad 'Service Wrapper', que ofrece un marco de trabajo para el desarrollo de aplicaciones en la nube que se gestionen y ejecuten de forma eficiente, siguiendo las directrices internas de la compañía.

    "En el desarrollo de la solución para la gestión de nubes híbridas y 'multicloud', es muy importante para que nuestros clientes mantengan una flexibilidad total", añade Max Ahrens, CTO de T-Systems. "Queremos que puedan aprovechar al máximo las innovaciones que ofrecen las distintas plataformas en la nube, pero sin perder su capacidad de gestión", ha apostillado.

    DESPLIEGUE DE UNA NUBE PRIVADA EN DOS HORAS

    Por otra parte, para la gestión y modernización de las actuales nubes privadas, T-Systems ha puesto en marcha 'Future Cloud Infrastructure', un nuevo servicio que permite a los clientes utilizar de forma flexible la capacidad de la nube privada de un centro de datos de T-Systems de la misma forma que los servicios de nube pública existentes.

    El primer paso de este desarrollo se centra en un servicio basado en la tecnología 'cloud' de VMware, y próximamente se implementará con el mismo modelo para los servicios de Microsoft Azure Stack y Open Stack. Esto proporciona a las empresas la infraestructura que necesitan para las necesidades específicas de su sector, sin renunciar a la agilidad de la nube pública.

    Junto con VMware, T-Systems acelera la construcción de centros de datos virtuales de alto rendimiento. Este servicio exprés permite desplegar la nube privada de una empresa en dos horas añadiendo la posibilidad de contar con la capacidad adicional de la nube pública de Amazon Web Services (AWS).

    Este nuevo servicio, basado en la nube de VMware para AWS permite, según sea necesario, que los datos y las aplicaciones se puedan mover entre la nube privada de VMware y la nube pública de AWS, asignando un centro de datos completo a las máquinas AWS; y al mismo tiempo permite añadir capacidad de almacenamiento adicional en cualquier momento. De esta forma, las empresas pueden aumentar sus recursos de IT en todo el mundo de forma rápida y económica sin tener que invertir en sus propios centros de datos.