1 de diciembre de 2020
29 de octubre de 2020

Celaá celebra que grandes empresas se impliquen en la educación: "Defendemos una escuela colaboradora con partners"

Celaá celebra que grandes empresas se impliquen en la educación: "Defendemos una escuela colaboradora con partners"
Photocall de presentación de HAZ, en el Teatro Real de Madrid (España) a 29 de octubre de 2020. HAZ es una alianza de grandes empresas y fundaciones unidas para transformar la sociedad a través de la educación. - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

  La ministra apuesta por un sistema que se centre en identificar las "carencias" de los alumnos antes que optar por la repetición de curso

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, ha celebrado este jueves que grandes empresas formen alianzas para implicarse en la educación en España, después de asistir a la inauguración de 'HAZ, Alianza por la Educación', una iniciativa conjunta promovida por Fundación 'la Caixa', Fundación Endesa, Google, ISDI, Teatro Real y Fundación Vodafone que nace con el compromiso de transformar la sociedad a través de la educación y de la colaboración público-privada.

"Las alianzas y los partenariados en el ámbito social, educativo y filantrópico están más desarrolladas en otros países que en España, por eso HAZ es una excelente noticia para la sociedad española; la unión entre diferentes para trabajar en una misión común es una clara señal de madurez democrática; defendemos una escuela moderna, más abierta a la comunidad, colaboradora con partners externos", ha señalado la ministra durante su discurso.

La ministra ha incidido en que el país necesita esa colaboración entre empresas y fundaciones para dar "valor añadido" a un tema tan importante como es la educación, pues si antiguamente un empresario de éxito se dedicaba a construir una escuela en su pueblo, ahora la responsabilidad social corporativa de los empresarios no pasa por construir edificios, sino por "construir capacidades", "software humano".

"Hoy la sociedad civil se está implicando en la educación de su país", celebra Celaá, que incide en que para llegar a tener una educación de "alta calidad" y de "primer nivel", es necesario que se implique no solo el Gobierno sino la sociedad en su conjunto, incluido empresas, fundaciones y asociaciones.

Y para lograr cambiar el sistema educativo hace falta adaptarlo a la digitalización, según ha recalcado. "La digitalización conlleva organizar hiperaulas, abiertas al entorno, más que seguir con aulas magistrales tradicionales, donde el aprendizaje se convierte en un aprendizaje más inmaterial, más ubicuo, para contrarrestar algunas sombras en forma de abusos, desinformación o superficialidad", ha dicho.

En este sentido, afirma que la digitalización se ha convertido en la principal palanca de innovación en el ámbito educativo, pues permite "contar con más espacios, con más tiempo, para tratar la diversidad del talento de manera personalizada".

LA EDUCACIÓN, INMERSA EN "CAMBIOS PROFUNDOS"

En la misma línea, ha defendido los "cambios profundos" que está activando el Gobierno a través de la reforma educativa que se encuentra actualmente en trámite parlamentario, proyecto que está recibiendo muchas críticas, sobre todo por parte de la enseñanza concertada y privada. "Obviamente, siempre que se activan cambios profundos, uno encuentra alguna resistencia, pero estamos activando cambios en clave de modernidad", ha subrayado. Y ha añadido: "Tenemos que ser pioneros, buscando mayores acuerdos, sí, pero con la convicción de llevar nuestro propósito adelante".

Siguiendo con el mismo tema, Celaá ha defendido también un sistema educativo "mucho más flexible", "abierto" y "con mayor autonomía de centro" para emprender así mejoras en las metodologías o la evaluación. "Lo que nos obliga a reducir un currículo tremendamente enciclopédico, sustituyéndolo por el competencial", ha detallado.

Pero también introduciendo cambios en el cómo se enseña: "Hemos de pasar de enseñar a que el alumno aprenda a aprender". Así, la ministra cree que habría que ir hacia un nuevo paradigma donde el sistema se centre en el alumno y sus necesidades, introduciendo más apoyo a la atención personalizada y encaminando el sistema a "identificar sus carencias" antes que optar por la repetición de curso.

"Ello implica cambiar el foco hacia los procesos, para construir auténticos ecosistemas de aprendizaje, donde la escuela colabore con partners externos", ha concluido.