15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 26 de febrero de 2018

    El PSOE exige al PP un compromiso de financiación para seguir negociando el Pacto educativo

    Los 'populares' y Cs, contrarios a fijar un porcentaje del PIB, piden primero acordar medidas con su correspondiente memoria económica

    El PSOE exige al PP un compromiso de financiación para seguir negociando el Pacto educativo
    EUROPA PRESS

    MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La portavoz de Educación del PSOE en el Congreso de los Diputados, Luz Martínez Seijo, exige al Grupo Popular que ponga encima de la mesa un compromiso de financiación del sistema educativo, como mínimo el 5% del PIB, para continuar con las negociaciones para el Pacto Social y Político por la Educación.

    La diputada socialista ha pedido "seriedad" al grupo político que sustenta al Gobierno, con motivo del debate de la financiación del sistema de enseñanza, que continuará este martes 27 de febrero en la Subcomisión para el pacto educativo.

    "El PP se tiene que tomar esto con suficiente seriedad y venir aquí aportando un compromiso serio de dinero contante y sonante para que se pueda seguir hablando", ha subrayado la portavoz de Educación del PSOE, para añadir que si bien está de acuerdo en acordar la financiación de cada nuevo programa, también ha advertido de que el compromiso de recuperar la inversión del 5% del PIB de 2010 es "básico" para los socialistas.

    Martínez Seijo ha insistido en que el PSOE "condiciona claramente" el pacto educativo a este compromiso de financiación y ha advertido de que el posible acuerdo se encuentra en un "momento delicado". No obstante, ha apuntado que su grupo no se va a levantar de la mesa y se ha mostrado confiada en que todavía "hay margen para negociar".

    Igual de crítico se ha expresado el representante de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Javier Sánchez, que ha alertado de que el pacto se encuentra en "punto muerto" y de que la actitud del PP y el Gobierno en materia financiera es "una tomadura de pelo" porque "no hay voluntad real" para alcanzar un acuerdo en inversión.

    CUANTIFICAR CADA MEDIDA

    A la portavoz de Educación de los 'populares' en el Congreso, Sandra Moneo, no le vale "maquillar el pacto con un porcentaje del PIB" para resolver el "problema" de la educación en España y ha recordado el "esfuerzo inversor tremendo" que hicieron las administraciones educativas entre 2000 y 2010 y que, sin embargo, "no supuso una mejora del sistema".

    Por ello, ha explicado que lo que su grupo quiere es que las medidas acordadas tengan una memoria económica, que implique un compromiso por parte del Gobierno y por parte de las comunidades autónomas. "No nos gusta hablar de PIB porque es engañoso: Si el PIB baja, también baja la inversión educativa y esta no será capaz de cubrir las medidas pactadas", ha advertido.

    Moneo apuesta por estudiar la situación de las comunidades autónomas y por preguntarlas hasta qué punto están dispuestas a asumir recursos finalistas destinados a la educación dentro del ámbito de la financiación autonómica. "No sirven datos macro, sino acordar medidas perfectamente cuantificadas", ha aseverado, para añadir que lo deseable sería partir de un nivel de inversión "precrisis".

    "DISCULPAS PARA ROMPER EL PACTO"

    "Tenemos la impresión de que por parte de algunas formaciones políticas esto no es más que la disculpa para romper el pacto", ha sentenciado, en alusión a la formación morada.

    Moneo ha indicado que los integrantes de esta subcomisión son los representantes de los ciudadanos, que "piden un acuerdo" y ha reiterado que cada euro destinado a la educación proviene del bolsillo de los españoles. "Eso se hace con propuestas serias, perfectamente cuantificadas y con el compromiso del Gobierno y las comunidades autónomas.

    Desde Ciudadanos, su portavoz de Educación, Marta Martín, ha abogado por utilizar indicadores que tengan que ver con el coste por puesto escolar "matizado y corregido" porque no es el mismo el de un niño con necesidades educativas especiales y el de otro que no las tenga. "A partir de ahí, con todas las medidas acordadas, hay que hacer una memoria económica, pero no antes", ha aseverado.

    Para la formación naranja, teniendo en cuenta la media de los países de la OCDE, el suelo debería ser de unos 6.000 euros por alumno para garantizar la cobertura de los servicios mínimos. "Avanzar cifras y porcentajes del PIB sin una cuantificación real nos puede llevar a una error garrafal", ha advertido. A su juicio, la propuesta de PSOE y Podemos implicaría apoyar los recortes educativos en el momento en que hubiera recesión económica.