13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 4 de junio de 2019

    Seis universidades españolas están entre las 25 mejores del mundo en alguno de los indicadores del Índice U-Multirank

    Seis universidades españolas están entre las 25 mejores del mundo en alguno de los indicadores del Índice U-Multirank
    EUROPA PRESS - ARCHIVO

    BRUSELAS/MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Seis universidades españolas -las de Nebrija, Oviedo, ESIC, Navarra, Comillas y La Laguna- figuran entre las 25 mejores a nivel internacional en áreas como la orientación internacional, ingresos por el desarrollo profesional continuo y los contactos con el entorno laboral, según la clasificación 'U-Multirank 2019', financiada por la Comisión Europea.

    El estudio evalúa más de 1.700 universidades de 96 países, incluidos 77 campus españoles, en base a 35 indicadores divididos en cinco áreas: investigación, enseñanza y aprendizaje, compromiso regional, transferencia de conocimientos, orientación internacional y cada universidad recibe una nota en cada indicador, que van desde la A (muy buena) a la E (mala) y en las que a nivel europeo destacan la escuela de Negocios gala EDHEC, la Universidad sueca de Tecnología de Chalmers y la Universidad holandesa de Groningen.

    En su conjunto, las universidades españolas obtienen una puntuación A o B en enseñanza y aprendizaje (56% frente al 26% de media), en compromiso regional (64% frente al 15%) y en menor medida en investigación (36% frente al 29% de media), mientras que saca peor nota (D y E) en orientación internacional (36% frente al 43% de media) y en transferencia de conocimientos (27%, por debajo del 57% de media).

    Las universidades de Nebrija, en Madrid, y la de Oviedo, en Asturias, figuran sin embargo entre las 25 mejores a nivel mundial por la orientación internacional de sus programas, mientras que la Escuela de Negocios y Marketing ESIC de la capital y la Universidad de Navarra figuran en el top 25 de la clasificación en el área del desarrollo profesional continuo, uno de los indicadores que miden la transferencia de conocimientos.

    Las otras dos universidades españolas entre las 25 mejores a nivel mundial son la Universidad Pontificia de Comillas en Cantabria y la canaria de La Laguna por sus contactos con el entorno laboral.

    POMPEU FABRA: MÁXIMA PUNTUACIÓN EN 14 DE 28 INDICADORES

    En la clasificación global, la Universidad Pompeu Fabra obtiene la puntuación máxima A en 14 de 28 indicadores válidos como son licenciarse en plazo dentro del área de enseñanza y aprendizaje, así como en publicaciones científicas, tasa de citación y número de publicaciones más citadas, ingresos por investigación externa, posiciones postdoctorales, todas ellas dentro del área de la investigación.

    También obtiene la máxima puntuación en ingresos de fuentes privadas, publicaciones citadas en patentes e ingresos por el desarrollo profesional continuo, dentro del bloque de criterios que miden el rendimiento en transferencia de conocimientos, así como en movilidad estudiantil, publicaciones conjuntas internacionales y doctorados internacionales (orientación internacional) y en graduados de Máster que trabajan en la región y publicaciones regionales conjuntas, dentro del bloque relativo al compromiso regional.

    La Pompeu Fabra obtiene además la máxima puntuación en cinco de los siete indicadores para medir el rendimiento de investigación: publicaciones científicas, tasa de citación y publicaciones más citadas, ingresos de la investigación externa y posiciones postdoctorales, así como en tres de los cinco indicadores que valoran la orientación internacional como son la movilidad estudiantil, las publicaciones internacionales conjuntas y los programas doctorales internacionales.

    En el ranking europeo de este incide hay tres universidades españolas, todas en Cataluña: la Universidad Politécnica de Cataluña (20a); la Pompeu Frabra (23) y la de Barcelona (77a), según ha informado la Universidad Pompeu Fabra en un comunicado. Encabezan el listado europeo la Queen Mary University de Londres, la Technical University de Dinamarca, y la Newcastle University del Reino Unido.

    Por su parte, ESIC saca la máxima puntuación en dos de los cuatro indicadores válidos relativos a la enseñanza y aprendizaje (tasa de graduación de estudiantes de máster y en plazo), así como en dos de los cuatro indicadores sobre orientación internacional, los relativos a la inclusión de los idiomas extranjeros y la movilidad estudiantil.

    Por lo que se refiere al compromiso regional, diez universidades españolas figuran entre las que mejor puntuación sacan en una mayoría de indicadores.

    Se trata de las Universidades Miguel Hernández de Elche y Jaume I de Castellón, que obtiene la mejor puntuación en tres de cinco indicadores (licenciados y graduados de máster que trabajan en la región en ambos casos) y en publicaciones regionales conjuntas la primera y en cuanto a la obtención de ingresos de la región, la segunda.

    La Universidad de Extremadura en Badajoz saca la mejor puntuación en los mismos indicadores que la de Jaume I de Castellón y el CEU San Pablo de Madrid lo hace en los mismos que la de Miguel Hernández de Elche, mientras que las de Mondragón y la Universidad del País Vasco las sacan en los cuatro indicadores (licenciados y graduados de máster que trabajan en la región, en publicaciones regionales conjuntas y en ingresos de la región).

    La Universidad de Sevilla obtiene la mejor puntuación por su parte en cuatro de los cinco indicadores (licenciados y graduados de máster que trabajan en la región, prácticas laborales de estudiantes en la región y obtención de ingresos de la región).

    En el caso de las universidades catalanas, la de Lleida obtiene la mejor nota en tres indicadores (licenciados y graduados de máster que trabajan en la región y en ingresos de la región), la de Ramon Llull en el número de licenciados y graduados de máster que trabajan en la región y de publicaciones regionales conjuntas y la de Girona en los mismos indicadores que la de Lleida, además de en cuanto al número de estudiantes haciendo prácticas laborales en la región.