23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 18 de diciembre de 2009

    Copenhague.- Lula apela a un "milagro" y está dispuesto a participar en la financiación a los más pobres si hay acuerdo

    COPENHAGUE, 18 Dic. (de la enviada especial de EUROPA PRESS María Pin) -

    El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, apeló este viernes a un "milagro" para alcanzar un acuerdo en la Cumbre del Clima de Copenhague y, por primera vez, anunció que su país está dispuesto a hacer un "sacrificio" y colaborar en el fondo de financiación para que los países pobres y vulnerables puedan hacer frente al cambio climático si se consigue un acuerdo.

    "Como creo en Dios, creo en milagros, quiero ser parte de ese milagro", dijo ante el plenario de la Cumbre del Clima de Copenhague, al tiempo que apeló al trabajo de los grupos legitimados de la Cumbre, el de Kioto y el de la Convención.

    Tras confesar sentirse un "poco frustrado", explicó cómo las últimas reuniones de líderes mundiales le hicieron recordar sus tiempos de líder sindical.

    "La cuestión no es sólo el dinero, algunos piensan que sólo el dinero es la solución, pero también es importante que los países desarrollados entiendan que el dinero no es un favor. El dinero puesto encima de la mesa es el precio por las emisiones de CO2 generadas durante los últimos dos siglos", advirtió entre aplausos.

    Además, precisó que los países que donan ese dinero tienen derecho a que se lleve a cabo de forma transparente, pero que la historia ha enseñado a los pobres que hay que ser muy cuidadosos en este tipo de intervenciones. "No estamos de acuerdo en firmar un documento sólo para decir que hemos firmado un documento", agregó.