25 de noviembre de 2020
1 de abril de 2007

Fomento termina la excavación de los siete kilómetros de túnel del emisario terrestre de Ferrol

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Fomento concluyó hoy la excavación del túnel que sirve de eje del emisario terrestre de saneamiento de la ría de Ferrol, después de que la tuneladora que ejecutaba la obra taladrase los últimos 12 metros del túnel entre las 9.20 y las 12.00 horas.

Según informó hoy este departamento, el túnel comunica bajo tierra la zona de A Malata con el exterior de la ría en Cabo Prioriño y las obras se han extendido a lo largo de 42 meses en los que la tuneladora, con la ayuda de explosiones controladas, horadó un total de 3.343 metros.

Esta obra tiene un diámetro de 3,5 metros y una longitud superior a los siete kilómetros y servirá para comunicar la futura depuradora de Cabo Prioriño con el emisario submarino de la zona de A Malata.

Esta actuación ha sido declarada de interés general del Estado y supone una inversión de 112 millones de euros, enmarcada en el Programa AGUA del Ministerio de Fomento. La medida permitirá recoger y transportar las aguas residuales de Ferrol, tratarlas en la EDAR y verterlas de acuerdo con los requisitos exigidos por la ley.

Todas las obras de conducciones necesarias se encuentran actualmente en ejecución. El cruce e impulsión de A Malata comprende una conducción de un kilómetro de longitud y una estación de bombeo con capacidad para 6,5 metros cúbicos por segundo, para elevar el agua a 56 metros hasta la entrada en el túnel del emisario terrestre.

Por su parte, este emisario es un túnel de 7,5 kilómetros de longitud y 7,5 metros de diámetro que unirá la estación de A Malata con la planta depuradora.

En cuanto a la construcción de la EDAR de Cabo Prioriño, fue adjudicada el pasado 28 de julio y está diseñada para tratar las aguas de una población de casi 156.000 habitantes que, previsiblemente, constituirán las poblaciones de Ferrol, Narón y Neda en 2025.

El tratamiento secundario que realizará la futura EDAR es conocido como Tratamiento Biológico de Alta Carga, con desinfección y vertido posterior a través de un emisario submarino, que se encuentra en fase de adjudicación tras haber sido licitado el pasado 1 de marzo.

Este emisario servirá para conducir las aguas residuales tratadas en la EDAR, vertiéndolas en un punto adecuado mar adentro, de acuerdo con criterios de impacto medioambiental.