14 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

Geólogos apuestan por la energía geotérmica para refrigerar o calentar edificios por sus ventajas ambientales

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG), Luis Eugenio Suárez, ha solicitado que los futuros proyectos de edificación cuenten con instalaciones de energía geotérmica somera, es decir, aquellas que permiten obtener refrigeración o calefacción mediante bombas de calor que extraen o ceden combustible al subsuelo, ya que contribuyen a reducir las emisiones de CO2 y suponen "un ahorro cercano al 60 por ciento en el consumo energético de los hogares".

Con motivo de su participación en la inauguración de la Jornada Técnica Internacional 'Presente y Futuro de la Energía Geotérmica en España', celebrada en el marco de la feria internacional Genera 2010 --que se celebra desde hoy y hasta este viernes en Madrid--, Suárez ha destacado que este tipo de energía "permite aprovechar, mediante una bomba de calor, la diferencia de temperatura existente entre la superficie terrestre y el subsuelo para usos como calefacción, agua caliente sanitaria y refrigeración".

El presidente del ICOG también ha recordado que la Ley de Economía Sostenible establece una reducción del 20 por ciento en las emisiones de CO2 para el año 2020, por lo que la energía geotérmica "puede contribuir enormemente a ese objetivo, ya que es una energía renovable, segura y que no produce emisiones".

Además, Suárez ha lamentado que España "todavía está a la cola de Europa en el desarrollo de la energía geotérmica y muy lejos de países como Alemania o Francia", donde se emplea no sólo para proporcionar calefacción y agua caliente sanitaria a hogares unifamiliares, sino también en comunidades de vecinos, escuelas, edificios públicos, carreteras e invernaderos.

Por su parte, el secretario general del Ministerio de Vivienda, Javier Eugenio Ramos, ha señalado que este departamento "estudiará las propuestas" del Colegio de Geólogos para integrar en los nuevos proyectos de edificación las instalaciones geotérmicas porque, a su juicio, "el país que no tenga una política rigurosa de ahorro energético no tendrá sitio en la economía del futuro".

Por otro lado, la secretaria técnica de la Plataforma Tecnológica Española de Geotermia (GEOPLAT) --perteneciente al Ministerio de Ciencia y Tecnología--, Margarita de Gregorio, ha señalado que los objetivos de este organismo para 2020 establecen una potencia instalada de 1.000 megavatios de energía geotérmica somera y 1.300 megavatios de energía geotérmica profunda, que permitan la producción de 1.000 megavatios de electricidad y 300 megavatios térmicos.

De Gregorio ha subrayado que las energías renovables suponen actualmente cerca del 7 por ciento del consumo de energía primaria y, entre las diferentes fuentes alternativas, la geotermia representa el 0,01 por ciento.

Respecto a las zonas de España con mayor potencial para el desarrollo de la energía geotérmica, en un reciente informe de GEOPLAT se hace alusión a las Islas Canarias, Galicia, el Pirineo Central, las cuencas del Ebro y el Guadalquivir, la cadena costera catalana y la cordillera bética como "las más idóneas para la producción de energía geotérmica somera y de media temperatura".