29 de marzo de 2020
5 de octubre de 2018

Greenpeace celebra el RD que pone fin al impuesto al sol y pide al Gobierno una reforma de la fiscalidad energética

Greenpeace celebra el RD que pone fin al impuesto al sol y pide al Gobierno una reforma de la fiscalidad energética
EP

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Greenpeace ha celebrado la aprobación este viernes en el Consejo de Ministros del Real Decreto Ley de Medidas urgentes ante la subida del precio de la luz y la pobreza energética que pone fin "formalmente" al impuesto al sol y el resto de barreras al autoconsumo pero insta al Gobierno a avanzar en una reforma de la fiscalidad energética bajo la premisa de que "quien contamina paga".

Para la ONG es necesario que el Ejecutivo habilite en la legislación española la modalidad del autoconsumo compartido virtual o de proximidad para que las administraciones locales puedan usarlo en la lucha contra la pobreza energética.

Por ello, reclama "a la mayor brevedad posible" una reforma fiscal energética ambiental que incorpore el principio de "quien contamina paga" y avance en la separación horizontal "total y efectiva" entre las actividades liberalizadas y las reguladas del sector eléctrico, de forma que no puedan ser realizadas por las mismas empresas o grupos empresariales.

Además, pide objetivos renovables "más ambiciosos" y un plan de cierre del carbón y de las centrales nucleares con fecha anterior a 2025 y añade que tanto el Plan Integrado de Clima y Energía como en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética también deberán ir en línea con la consecución de un sistema energético "eficiente, inteligente democrático y 100 por 100 renovable antes de 2050".

En todo caso, tras la aprobación del Real Decreto este viernes, la ONG celebra que se ha dado un "paso imprescindible" para acabar con el impuesto al sol, al que define como un "engendro inventado por las eléctricas" y "todas" las trabas al autoconsumo que "nunca tuvieron sentido".

El responsable de cambio climático de Greenpeace, José Luis García Ortega, ha manifestado que es "hora de que se reconozca este derecho. Ahora la pelota está en el tejado del Congreso de los Diputados".

Además, valora las propuestas en favor del autoabastecimiento de electricidad renovable y "especialmente" que se reconozca el derecho a autoconsumir energía eléctrica "sin ningún tipo de cargo" equiparando por fin el tratamiento del autoconsumo al de cualquier otra medida de ahorro o eficiencia energética.

Asimismo, ve positivo que se habilite también la posibilidad de que varios consumidores compartan instalación porque es "imprescindible" para que este modo energético se pueda desarrollar en el ámbito urbano doméstico.

En el lado negativo, Greenpeace observa que otras medidas como la suspensión del Impuesto al Valor de la Producción de Energía Eléctrica y la del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos para la generación de electricidad, como únicas medidas fiscales, genera "serias dudas" ya que responden solo al objetivo de bajar la factura de la luz y no al de impulsar cambios estructurales que resuelvan los motivos de base de unos precios de la luz crecientes.

Acerca de la supresión del impuesto al valor de la producción de energía eléctrica e hidrocarburos, la ONG advierte de que esta medida, si no se produce en el marco de una reforma fiscal ambiental más amplia, acabará favoreciendo a las centrales más contaminantes como las centrales térmicas de combustibles fósiles y a las nucleares.