7 de junio de 2020
12 de agosto de 2008

Medio Ambiente no da por concluidas las negociaciones sobre El Algarrobico y emplaza a la promotora a septiembre

SEVILLA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino confirmó hoy que no han concluido aún las negociaciones con Azata del Sol, promotora de las obras del hotel paralizado en 2006 en el paraje El Algarrobico de Carboneras (Almería), para la fijación del justiprecio del inmueble, estimado ayer por parte del portavoz de la empresa, Antonio Baena, en 100 millones de euros, de acuerdo, según apuntó, con las tasaciones realizadas por dos consultorías externas.

Fuentes de Medio Ambiente afirmaron que las negociaciones no han finalizado "por la sencilla razón de que no se han producido reuniones entre Azata y el nuevo equipo del Ministerio", encuentros para los que emplazó a la promotora al mes de septiembre.

Asimismo, estas mismas fuentes precisaron que Medio Ambiente ofrecerá su propia valoración y tasación, sin que por ello tengan que coincidir las cantidades con los 100 millones de euros estimados por Baena, una cifra que, según su valoración, "cuadra bastante" con la petición de Azata.

Baena dio ayer por "concluidas" las negociaciones iniciadas antes de las pasadas elecciones del 9 de marzo con el Ministerio de Medio Ambiente para fijar el justiprecio del inmueble, aunque pidió a las Administraciones central y autonómica que reconsideren el proyecto, "especialmente en tiempos de crisis".

Así, indicó a Europa Press que tras los encuentros mantenidos con el gabinete de la anterior ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, en los que también estuvo presente la Junta de Andalucía, la ronda de encuentros para determinar el justiprecio está "cerrada", por lo que ahora procede que Medio Ambiente "mueva ficha" y proceda a pagar, "siempre que continúe con la política radical" de la anterior ministra y "se reafirme en su decisión de expropiar el hotel".

No obstante desde la empresa se incidió en una "segunda salida" al hotel de El Algarrobico, consistente, tal como la dirección pidió en una carta al presidente andaluz, Manuel Chaves, en retomar el proyecto del hotel, "sobre todo en estos momentos de crisis", en los que "serviría" para generar puestos de trabajo y reactivar la economía de Carboneras y su entorno.

En esta línea, Baena insistió en "retomar el objetivo" del Plan de Desarrollo Sostenible de Cabo de Gata-Níjar, promovido por la propia Junta y dentro del cual se enmarcaba el hotel, ya que, en su opinión, se ha convertido ahora "en una urgencia" ante la "situación" que atraviesa Almería como "una de las tres provincias españolas que encabezan las cifras del paro".

En cuanto al derecho de retracto ejercido por la Junta de Andalucía en octubre de 2006 sobre los terrenos en los que se asienta El Algarrobico, el portavoz de Azata valoró que es "inviable" porque "se basa en una operación de compra-venta que hizo el Gobierno andaluz, que dio además todas las autorizaciones", e instó a la Administración a alcanzar "una solución" antes de "enzarzarse en décadas de pleitos" y que el deterioro del hotel sea "irreversible".