14 de noviembre de 2019
25 de septiembre de 2019

El sector agrícola es uno de los principales responsables del nitrógeno reactivo, según investigadores

El sector agrícola es uno de los principales responsables del nitrógeno reactivo, según investigadores
Agricultura, agricultor, agrícola, agrícolas, campo, campos, cultivos, cultivos, lechuga, lechugas, repollo, repollos, verdura, verduras, tierra, campo de cultivoEUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Recientes estudios desarrollados por un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han determinado que el sector agrícola es uno de los principales responsables del incremento del nitrógeno reactivo del planeta, según informa el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (MICINN).

Dicho estudio han desvelado que el aumento de nitrógeno reactivo genera impactos medioambientales perjudiciales que afectan a la calidad del agua, aire, suelo, ecosistemas y contribuye al cambio climático. Esto se debe, de acuerdo con el MICINN, al uso de fertilizantes para aumentar la producción agraria.

En este sentido, la Unión Europa defiende la producción y el consumo sostenible, lo que promueve un uso más eficiente de los recursos naturales y de la energía.

Los investigadores de la UPM, Sara Martínez, Sergio Álvarez y Rubén Martínez, y la investigadora del Departamento de Medio Ambiente y Agronomía del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), María del Mar Delgado, han realizado dos estudios en los que se cuantifica la contaminación por Nitrógeno, expresada por medio de la Huella de nitrógeno (HN), producida como consecuencia de la alimentación humana.

En estos estudios, tal y como recoge el MICINN, se han cuantificado la HN generada por el consumo de los principales alimentos y se hace patente que el estilo de vida de la sociedad, y en concreto la elección dietética, que realizados en el día a día pueden influir en la HN que se produce.

En los últimos años, el MICINN advierte de que se ha evidenciado una creciente ingesta de proteína animal a nivel global que ha contribuido a un aumento de la polución por nitrógeno reactivo. Cada persona de la Unión Europea genera de media, aproximadamente 23,8 kilos de nitrógeno al año, siendo la leche (22%), la carne de cerdo (15%) y los cereales (14%) los alimentos que contribuyen principalmente en la HN europea.

Frente a esto, en los ultimos años ha aumentado el veganismo y el vegetarianismo, que promueven dietas que reducen o excluyen la ingesta de productos de origen animal. Desde el punto de vista medioambiental, se ha comprobado que estas dietas llevan asociadas importantes reducciones en la HN total, aproximadamente un 25 por ciento menos con respecto de la dieta habitual.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto una serie de recomendaciones alimentarias para establecer una dieta saludable para que, sin eliminar alimentos, se consiga reducir la HN un 31 por ciento con respecto a la HN de la dieta actual evaludada en diversas ciudades europeas, de acuerdo a uno de los estudios mencionados anteriormente.