5 de diciembre de 2020
27 de junio de 2006

El Senado aprueba una moción que insta al Gobierno a retomar el proyecto original de la presa de Castrovido (Burgos)

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Medio Ambiente del Senado aprobó hoy una iniciativa parlamentaria del Partido Popular por la que se insta al Gobierno a retomar el proyecto original de la presa del municipio burgalés de Castrovido.

La moción plantea, en sus cuatro puntos, que se recupere la capacidad de 82 hectómetros cúbicos, que no se produzcan nuevos retrasos en las obras, que la dotación de riego sea la prevista en el Plan Hidrológico Nacional vigente y que se extremen las medidas ecológicas y de seguridad.

Durante su comparecencia en la Comisión, la senadora del PP por la provincia de Burgos, Begoña Contreras, defendió la iniciativa, que calificó de "muy beneficiosa" para la provincia, ya que la construcción de una presa supone "enormes beneficios".

Entre ellos, destacó la posibilidad de garantizar agua para el consumo humano, la garantía del necesario riego de los campos, el impedimento a las peligrosas avenidas de agua y la existencia de un caudal ecológico en el cauce del río.

Según recordó la senadora 'popular', la presa de Castrovido ha sido uno de los proyectos "más ansiados" por la sociedad castellana y leonesa, la cual, dijo, hace más de un siglo que se plantea la necesidad de construir una presa en la zona. Sin embargo, no fue hasta 2001 cuando se autorizó la contratación del embalse de Castrovido, con una capacidad inicial de 82 hectómetros cúbicos de agua embalsada, destacó.

Al respecto, lamentó que el actual Gobierno modificase el proyecto, que ahora recoge una capacidad máxima de 44,13 hectómetros cúbicos, lo que supone una reducción superior al 46 por ciento de la capacidad, una cantidad "insuficiente" que ha provocado por parte de los regantes del bajo Arlanza las protestas más airadas, "que han sido ignoradas sistemáticamente por el Ministerio de Medio Ambiente", señaló.

MENOR IMPACTO AMBIENTAL

Por parte del Grupo Parlamentario socialista, el senador Eduardo Orduña argumentó a Europa Press que los beneficios que se espera con la construcción de esta presa de Castrovido "son iguales se tengan 82 o 44,13 hectómetros cúbicos".

La diferencia está, según Orduña, en que al ser menor el tamaño y la capacidad de la presa, es menor el impacto ambiental que su contrucción provoca. Con ello, resumió el senador socialista, se consigue "compatibilizar las necesidades de los ciudadanos con la mejor presentación del medio natural".

Y añadió: "No creemos que una obra faraónica vaya a resolver los problemas de mejor manera que una presa más dilatada a las necesidades de los ciudadanos".