22 de enero de 2020
13 de diciembre de 2019

SEO/BirdLife culpa a Australia, India, Arabia Saudí y Brasil de la falta de avances para cerrar un acuerdo en la COP25

La ONG destaca las posiciones "avanzadas" de países como Costa Rica, Uruguay e Islas Marshall y la "impecable" postura del Vaticano

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

SEO/BirdLife ha culpado a Australia, India, Arabia Saudí y Brasil de la falta de acuerdo en las últimas horas de la --inicialmente-- última jornada de la XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU, mientras que destaca las posiciones más "avanzadas" de países más pequeños y tradicionalmente con menor peso en las negociaciones de Costa Rica, Uruguay, así como la "impecable postura del Vaticano.

A pocas horas, o no, del final de la Cumbre, para el responsable de Políticas Ambientales de SEO/BirdLife, David Howell, los Principios de San José, a los que ha apelado este viernes Costa Rica para evitar un mercado de carbono que pudiera perjudicar la naturaleza y los derechos humanos, son "básicos" y "fundamentales" porque son indicadores del éxito.

En declaraciones a Europa Press, ha manifestado que la coherencia ambiental, la protección de los derechos humanos, garantizar que no haya una doble contabilidad y cancelar los créditos de los proyectos del Protocolo de Kioto son esenciales para la ONG y se ha referido a las palabras del vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, quien prefiere que no haya acuerdo a que se cierre un mal acuerdo.

En ese sentido, ante la posibilidad de que las cuestiones más problemáticas del artículo 6 puedan resolverse con el acuerdo respecto a un marco general de los mercados de carbono y dejar para más adelante los detalles, Howell piensa que esta es una posibilidad en la que, en todo caso, "ese marco debe ser muy bien atado".

SEO/BirdLife celebra que en esta COP25 chilena que se celebra en Madrid se haya dado un paso adelante por los ecosistemas al tiempo que lamenta que retrase la ambición climática. Otro aspecto positivo para la ONG es que "por primera vez" en una COP del Clima se destaca la importancia de incluir en un enfoque conjunto la pérdida de la biodiversidad y el cambio climático y que, en su opinión, la Cumbre del Clima ha logrado mantener vivo el Acuerdo de París, así como el proceso multilateral

En todo caso, responsabiliza a Australia, India, Arabia Saudita y Brasil de ser los "responsables" de la falta de avances concretos y de presionar al resto en contra de las salvaguardas más estrictas para los mercados de carbono.

En el lado contrario sitúa a Costa Rica y Uruguay de haber adoptado las posturas más progresistas, aunque SEO/BirdLife esperaba más del grupo de países latinoamericanos. También denuncia que la voz de los pequeños estados como Islas Marshall "apenas" ha sido recogida en los documentos. Entre los países que han destacado por su actuación en estas dos semanas de cita multilateral, se refiere también la ONG al Estado Vaticano, de cuyo papel "insualmente activo" en la negociación está sorprendida.

LA CUMBRE DE LA AMBICIÓN SIN AMBICIÓN

En todo caso, considera que la cumbre que estaba destinada a suponer un punto de inflexión en la ambición política no ha cumplido su misión, ya que sigue sin resolverse como aumentar la ambición climática, así como reforzar los planes de acción climática de aquí a 2025 e incluso hasta 2030, lo que deja encima de la mesa que con los compromisos actuales no se podrá limitar el aumento de la temperatura global a menos de 3,2ºC.

Asimismo, precisa que tampoco se ha avanzado en el artículo 6 del Acuerdo de París, ni tampoco se han resuelto las reticencias en materia de mecanismos de pérdidas y daños, el llamado Mecanismo Internacional de Varsovia, así como tampoco en cuestiones de financiación como el Fondo Verde por el Clima y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, que siguen sin avances sustanciales.

Así las cosas, SEO/BirdLife celebra el apartado 15 del acuerdo que subraya la contribución de la naturaleza para abordar el cambio climático y sus impactos, así como la necesidad de abordar la pérdida de biodiversidad y el cambio climático de manera integrada.

Para la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, el papel de la naturaleza -los ecosistemas terrestres y sobre todo el océano y su conservación- "cuenta desde ahora" con un reconocimiento en el Acuerdo de París que hasta hoy no tenía, aunque de modo genérico. "Esperemos que en Glasgow, el año próximo, se consiga aterrizar con más fuerza", confía.

Por último, Ruiz celebra que se hayan incluido avances para dialogar sobre medidas para el océano a partir de las aportaciones que se realicen hasta el 31 de marzo de 2020. "Vemos necesario extenderlo también para las áreas terrestres", reclama.