31 de marzo de 2020
22 de julio de 2008

Aminata Traoré dice que "África no es el problema de la humanidad" sino que "es el mundo el que está enfermo"

Traoré dice de la inmigración ilegal que Europa considera África como una "papelera" y trata al continente como si fuera "un estercolero"

SAN SEBASTIÁN DE LA GOMERA (LA GOMERA), 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La dirigente altermundista, ex ministra de Cultura y Turismo de Malí y defensora de los derechos del continente africano, Aminata Dramare Traoré, rechazó que África sea el problema de la humanidad y sentenció que es " el mundo el que está enfermo" y África es, en todo caso, "la parte más enferma del mundo".

"Es el mundo el que está enfermo y África es la parte más enferma del mundo. Mucha gente parece que viene a intentar transformar África y no a participar y formar parte de la pluralidad de África. Estamos condenando a África a huir. Una minoría no puede seguir enriqueciéndose de forma continua, dejando a los demás en la miseria. No quiero creer que África no forma parte de esta humanidad ni tampoco quiero creer que África es el problema de la humanidad. Es el mundo el que está enfermo. Estamos siempre a merced de otros pueblos y el problema de África es un problema de sistema. Y no podemos arreglar los problemas de África sin arreglar los problemas del mundo", apostilló.

Traoré pronunció hoy la conferencia inaugural del Aula de Verano de La Gomera, donde cuestionó los métodos de colaboración con África y pidió políticas hacia el continente negro "desde el respeto". En el acto tomaron parte el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo; el rector de la Universidad de La Laguna, Eduardo Doménech; el vicerrector de Extensión Universitaria de la Universidad de Las Palmas, Nicolás Díaz de Lezcano, y el director de la Fundación Universidad de Verano de La Gomera, Ignacio Sell, entre otras autoridades.

Durante su exposición, Aminata Traoré se refirió a las diferencias existentes entre el continente africano y Europa, y también cuestionó la demagogia en torno a la realidad de África y la colaboración exterior. La conferenciante lamentó que las barreras a las que se enfrenta el continente "se elevan por todas partes". Visiblemente emocionada en sus referencias a la llegada de cayucos, Traoré invitó a la reflexión sobre el estado de libertad. "Nosotros actuamos como papelera. Se dirigen a nosotros como si fuésemos un estercolero. Parece que Europa no está en nuestro mundo y siempre se quieren deshacer de nosotros".

"EL HAMBRE NO SE SOLUCIONA CON ELECCIONES"

La ex ministra y escritora también dijo que no puede creer "que en la actualidad haya gente que muera de hambre". "Hay algún problema en algún lado y no creo que la solución sea organizar unas elecciones" en referencia a las peticiones de democracia para estos países. En este sentido, sentenció que "se trata de una cuestión de democracia planetaria. Se crea una situación de intolerancia y nos vienen a intentar arreglar nuestros problemas de democracia porque se creen que solamente tenemos gobiernos dictadores".

Traoré opinó que ni la democracia ni la globalización son la solución a los problemas de África. "La democracia todavía debería ser un tema que se dirige desde el pueblo y para el pueblo. Los intelectuales y artistas africanos pueden cambiar más que los políticos porque se implican más en este debate. Hacer políticas desde el respeto. No podemos captar el modelo de desarrollo europeo, que nos ha llevado a esta situación de precariedad. La gente necesita paz para alcanzar el bien social. Transformación política y elegir nosotros mismos. Cambiar las perspectivas de desarrollo a nivel local", afirmó.

LAS AYUDAS SE PIERDEN Y EL SISTEMA ES "HIPÓCRITA"

Además, incidió en el hecho de que la mayoría de las ayudas no llega a África "y las ponen como excusas para calmar sus conciencias" y apuntó en su intervención que "el pacto europeo por la inmigración en África tiene varias contradicciones. El sistema es hipócrita. La Unión Europea exige a África que esta se abra al liberalismo. ¿Pero qué pretendemos si no podemos fijar nuestros precios y participar en nuestro comercio", se preguntó Traoré, quien invitó a los asistentes a seguir pensando en África.

Por su parte, el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, se refirió al Aula de Verano como "una de las ofertas culturales más emblemáticas y representativas de la época estival en Canarias. Esta nueva edición que ahora comienza, vuelve a confirmar a esta actividad, como una iniciativa que de la mano del Cabildo Insular, de las dos universidades canarias y de otras entidades públicas y privadas, forman parte ya, inequívocamente de la vida social y cultural de las primeras semanas del verano en nuestra isla".

En representación de las dos universidades, tanto el rector de la Universidad de La Laguna, Eduardo Doménech, como el vicerrector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Nicolás Díaz de Lezcano, destacaron la riqueza de los cursos y seminarios de esta edición así como la temática de este año y reiteraron su respaldo académico al Aula de Verano de La Gomera.