20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 17 de julio de 2008

    La Asociación de Víctimas del incendio de Guadalajara cree que el trabajo judicial depurará responsabilidades

    GUADALAJARA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de la Asociación de Víctimas del Incendio de La Riba, José María Manteca, alabó hoy el trabajo que está realizando la jueza de Sigüenza (Guadalajara) "para tratar de conocer la verdad" en relación con la muerte de los 11 integrantes del retén de Cogolludo que perdieron la vida, tal día como hoy, hace tres años, a causa del fuego que se inició un día antes en las inmediaciones de la Cueva de los Casares, en el termino municipal de la Riba de Saelices, arrasando casi 13.000 hectáreas.

    Según explicó Manteca a Europa Press, "a pesar de la oposición de la Fiscalía y de todo el mundo" la jueza actual cambió radicalmente la forma de actuar de su antecesora imputando a 28 personas "y eso nos ha hecho recobrar la confianza en que algún día se conocerá la verdad de lo ocurrido y, lo que es más importante, se depurarán responsabilidades".

    José María Manteca reconoció el enfrentamiento que existe entre la Asociación de Familiares y la Junta y aseguró que dicho distanciamiento se empezó a producir dos meses después de ocurrir el trágico suceso "cuando los familiares empezamos a salir del impacto que nos produjo la muerte de los nuestros y comenzamos a pedir que se nos contase la verdad".

    Según subrayó, tras esos primeros días de "luto, lloros y conmoción" nos dimos cuenta de que la Comisión que investigó el suceso en las Cortes de Castilla-La mancha fue "un charco de ranas" y al empezar a demandar más información "pasamos de merecer medallas a ser considerados como un colectivo molesto al que había que callar a toda costa".

    Manteca mostró el pesar de la Asociación "porque nadie nos ha dado explicaciones serías de lo que ocurrió a lo largo de estos tres años", y lamentó "la censura informativa" que la Junta está imponiendo a muchos medios de comunicación para que los actos que la Asociación organiza no lleguen a la opinión pública.

    Finalmente, mostró su confianza en que los jueces llegarán a demostrar que alguien actuó de manera incorrecta en los trabajos de extinción del incendio "porque no se puede comprender que desde la Junta se insista en que todo se hizo perfectamente cuando quedaron arrasadas 13.000 hectáreas y murieron once personas que la mayoría de ellas eran jóvenes estudiantes con poca formación y escasos medios".